Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Genocidio armenio

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 13 de octubre de 2007, 00:13 h (CET)
En cada una de las dos guerras mundiales se produjo un holocausto. En la primera (1914-18) Turquía exterminó a su población armenia y en la segunda (1939-45) Alemania aniquiló a casi todos los judíos de Europa central y oriental.

Sin embargo, el único ‘genocidio’ que oficialmente reconoce EEUU es el de 6 millones de judíos. Este le ha servido para justificar su actuación en la II Guerra Mundial y luego para apoyar siempre a Israel.

No obstante, durante más de 9 décadas Washington no ha catalogado como ‘genocidio’ al asesinato otomano de 1,5 millón de armenios. Esto, a pesar que Turquía tiene un historial de supresión de sus minorías: en 1922 expulsaría a un millón de griegos (el resto de su población cristiana) y hasta hoy se niega a reconocer la lengua y la nacionalidad de sus diez millones de kurdos.

Buscando corregir dicha incongruencia la comisión de asuntos externos de la Cámara de Representantes norteamericana votó una resolución describiendo dicha matanza como un ‘genocidio’. Bush, no obstante, quiere impedir que el congreso refrende ello pues aduce que eso dañaría su relación con Turquía a quien considera un aliado clave en la ‘guerra mundial contra el terror’.

Empero, el holocausto armenio es algo mucho peor a la suma de todas las matanzas perpetuadas por Al Qaeda. Esto muestra las inconsistencias de Bush, quien, a su vez, ha tendido a ‘ignorar’ la forma en la cual Turquía maltrata a sus minorías.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris