Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   A pie de calle   -   Sección:   Opinión

El eco de tu voz

Paco Milla
Paco Milla
sábado, 13 de octubre de 2007, 00:13 h (CET)
El Dr. Andrenio... o 'El fusilado al amanecer'.

Hola a todos. Cuando digo todos, no se si serán ustedes cuatro o cuatro-cientos, pero como ya habrán notado que escribo para mi…¿qué mas da?. Yo cada semana me cito conmigo mismo y…¡me escribo! ¡cosas mas raras existen, oigan!

Hoy les contaré que tengo un cuñado, que es muy aficionado a clamar por sus derechos en la barra de los bares, pero cuando llega el momento de ir a un mostrador, a una manifestación, a la Organización de Consumidores a plantar una denuncia o de cantarle las cuarenta al lucero del alba, se me achanta. Se desinfla cual balón pinchado. Es buena gente, pero “flojillo” que dicen por mi pueblo.

Fiel seguidor de Fernando Alonso, hace muy buena salida, pero a mitad de carrera se queda sin gasolina, cosa que por el momento, afortunadamente, no le ocurre a Alonso I, rey de Asturias.

Desgraciadamente, esto es algo muy común en esta nuestra España ¿se puede decir España, sin que se sientan insultados los nacionalistas? Es que ya no lo sé. (Pero me importa un carayo, oigan).

Curiosamente, soy consciente de que aquellos que “no se mojan” se creen los seres mas inteligentes del planeta. “¡Qué se mojen los demás,… que protesten los descerebrados… que me saquen las castañas del fuego los ignorantes luchadores, los que aun creen en algo…¡que inventen ellos! (frase muy conocida por los científicos españoles en el exilio)”.

Quienes así piensan deben entender que les llame, yo, aquí y ahora: ¡cadáveres!. Estáis muertos aunque respiréis. Y vuestro fallecimiento se produjo en el momento justo, en el que dejasteis de demostrar que estáis vivos, exactamente en el momento que dejasteis de quejaros, de protestar, de discutir, de alzar vuestra voz., de dar vuestra opinión con hechos, palabras y firmas.

Fallecisteis, cuando quedasteis en la cama, en vez de manifestaros aquel domingo a la mañana, cuando decidisteis que parasitaríais, alimentándoos del trabajo ajeno.

Creo que este colectivo es cada vez mas numeroso, en parte debido a los numerosos desengaños almacenados, pero triste es comprobar que YA forman parte de él , aquellos, quienes aun no empezaron la lucha. Veinteñeros , que si no están vivos ahora, si no quieren cambiar el mundo ahora ¿entonces cuando?

Pues hete aquí que a fecha de hoy y en una ciudad norteña, algunas personas demuestran que viven, que respiran, que luchan, a pesar de que nos han convertido en ciudad de prejubilados, cuyo triste final es esperar que los turistas nos visiten como principal motor de nuestra economía.

¿Se lo cuento? Pues ahí va…
“El Doctor Luis Andrenio Gonzalez, que pasa consulta en el sitio tal de la ciudad de Gijon (¿por qué no decirlo?) ha sido “castigado” por TRABAJAR EN EXCESO”. En principio, se le destino a otro consultorio y la sanción a aplicar está siendo discutida por sus superiores.”

Ya se que suena fuerte el titulo , pero es lo único que les falta…¡fusilarlo!

Porque aunque parezca mentira, lo demás lo han intentado todo. Claro… es que no está de moda ser un buen medico.

Si yo lo entiendo. Un doctor que atiende a los pacientes con mimo, profesionalidad, tomándose un cuarto de hora para desayunar y acabando la consulta a las 4 de la tarde, necesariamente es atípico y se acaba convirtiendo en un ser incomodo. Y además no va con los tiempos. Está anticuado y lo que es peor, deja en evidencia a su circulo mas cercano.

Si además se le ocurre decir, que algunos/as compañeros suyos “se ausentan” dos horas largas del consultorio medico, para hacer las compras del día, entonces es que este señor debe ser “una rata peligrosa”. O eso… o un medico honrado, con un sentido del cumplimiento como digo “pasado de moda”.

Ante tal medida de “apartar al apestado”, sus pacientes, se han tirado a la calle, a los medios, a recoger firmas, a reclamarlo, a luchar como, cuando y donde sea por su medico de cabecera. Aquel sujeto de bata blanca que, aun habiéndoles correspondido en suerte, no quieren perder. Oigan, que raro y que bonito se me hace todo esto.

Cientos de pacientes, sacrificando horas de su ocio, los domingos por la mañana al pie del Molinon, recogiendo firmas, hablando en radio, en los periódicos.

Caras desconocidas, gente anónima, que se levantan de sus sillas de ruedas y caminan y gritan con la carótida hinchada…¡quiero a mi medico y nadie me lo va a quitar!

Joder…¡aire fresco de nuevo! ¿cuánto hacia que nadie exigía oxigeno para respirar? Ya ni lo recuerdo. Al fin Asturias vuelve a luchar.

Me sumo, me sumo a esto. La gente no es tonta, el pueblo sabe lo que quiere, por mas que otros piensen que el rebaño “solo” acierta una vez cada cuatro años.

¿Todos se equivocan y los superiores del Dr. Andrenio, están acertados?

Jodida pregunta, para la que aun no hay respuesta. Sus pacientes le reclaman. Treinta y cinco mil firmas le reclaman. ¿Están todos equivocados?

Busquen, busquen en Internet la web , que los que le apoyan han abierto y vuelvan a la vida, por favor.

Dejen que la sangre circule de nuevo por sus venas, dejen que su piel adquiera de nuevo el color que nos caracteriza por estar vivos. Vuelva a la lucha, recuerde su mili, su juventud, cuando aun luchaba por algo. Llene sus pulmones de aire limpio. Rememore. Frunza el ceño y apriete los puños. Siéntase hoy y ahora el único que gobierna su destino.

La hipoteca y el euribor de marras, pasa ahora al terreno de lo inevitable, pero eso, ahora que esta usted en guerra por defender a uno de los últimos médicos auténticos pasa a ser daño “colateral”. Eso ahora no importa, coño. Porque usted siempre podrá contar a sus nietos que conoció a un profesional que se preocupaba de sus pacientes…¡imagínese! ¡la de Dios!

Olviden los comentarios en la barra del bar y metan el hombro debajo de la carroza. Tanta gente no puede estar equivocada.

Hay quien dice que “ el talento de algunas personas es hacer creer a los demás el enorme talento que NO poseen”. Lo leí hoy en la prensa y es que viene como anillo al dedo. Lo plagio tal cual.

¿Acaso creen que siempre y en todo lugar se puede engañar al pobre pueblo? Escuchad, pipiolos…¡solo nos engañáis cuando nosotros queremos! A propósito…¿lo de las listas abiertas , para cuando?

Doctor, que estamos contigo, coño, aunque algunos no te conozcamos. Oye, que muy malo no debes ser, aunque solo sea por el polvo que levantas al caminar. Cuenta con mi firma.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris