Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Para la física moderna la materia no existe

Mariano Pacheco
Redacción
viernes, 12 de octubre de 2007, 08:50 h (CET)
Tal vez usted, como "persona moderna e ilustrada", considera como algo utópico que en los últimos 30 años haya surgido una obra que une el Cielo con la Tierra. Para el mundo en que vivimos el Cielo está lejos y Dios lleno de secretos, siempre y cuando se crea naturalmente en Él. Así es como la solución para los problemas cada vez más agudos de nuestra civilización la buscamos mejor sin Él, limitándonos a recetas terrenales, especialmente de tipo científico-técnico. La agricultura la llevamos a cabo manipulándola con química y tecnología genética; a los animales los mantenemos como mercancía en masa de una producción industrializada de carne; las enfermedades las combatimos por medio del transplante de órganos, y la paz la aseguramos en base a la intimidación con armas atómicas.

Los resultados son poco alentadores: La Tierra se encuentra ante un colapso ecológico; las epidemias se extienden cada vez más y amenazan alternativamente a animales y seres humanos; anualmente mueren de hambre 40 millones de personas; las calamidades que sufren los fugitivos, las guerras, el genocidio, siguen estando a la orden del día. Es evidente que así no podemos seguir adelante.

Tal vez deberíamos de vez en cuando elevar nuestra mirada sobre la Tierra, liberándonos así de la estrechez del pensamiento materialista y de la rigidez de las desastrosas tradiciones que nos han conducido a este callejón sin salida. A esta rigidez pertenecen también anteojeras de índole ideológica y religiosa, sin olvidar el error de que Dios calla desde hace 2000 años, o que sólo habla a lo sumo a través de cardenales y papas, a través de los dogmas de teólogos que han separado todo lo que es inseparable: Dios y el universo, cuerpo y alma, materia y espíritu, una separación que por lo demás fue superada hace 100 años por la física moderna, que descubrió que aquello que captamos como materia en realidad no existe, sino que en el fondo todo es espíritu.

Todas las grandes religiones del mundo parten de la base de que una y otra vez ha habido hombres iluminados y profetas, a quienes les es posible la comunicación con el mundo espiritual. Uno de los grandes entre ellos fue Isaías, quien ya hace 2700 años le mostró a la humanidad la perspectiva de un desarrollo que va mucho más allá de lo que nos ha traído la civilización actual. Él habló de un reino de paz, hacia el que algún día se pondría en marcha la humanidad: "Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas..."

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris