Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Una noche en la cárcel

Pascual Mogica
Pascual Mogica
martes, 9 de octubre de 2007, 22:20 h (CET)
El título de este comentario puede parecer un tanto cómico pues me consta que a más de uno le va a recordar aquella inolvidable película de los Hermanos Marx “Un días en las carreras”, con la única diferencia de que mi titular no tiene relación alguna con dicha película cuyo argumento era totalmente humorístico.

Mi titular encierra algo mucho más serio y a través de él se puede contemplar como actúa la Justicia cuando se trata de gente poderosa a la que se le teme, más claramente a la que se le tiene miedo. Habrá leído usted que los Pinochet han pasado una noche en la cárcel y al día siguiente el juez les ha dejado en libertad provisional.

Evidentemente los Pinochet, han tenido mucha mejor suerte que aquellos que un día fueron sacados de sus casas por los “Escuadrones de la muerte” o “Caravana de la muerte” que actuaban por orden del patriarca de dicha familia y no llegaron tan siquiera a pasar una sola noche en la cárcel ni mucho menos tuvieron la suerte de ser puestos en libertad aunque hubiese sido de forma provisional, no, fueron directamente ejecutados, después de ser torturados, por el mero hecho de tener ideas políticas distintas a las del dictador Pinochet. Ni tan siquiera tuvieron oportunidad de ser juzgados por un tribunal aunque este estuviera compuesto por militares afectos al dictador, pero al menos hubieran dispuesto del derecho a decir lo que sentían y los que le parecía aquella barbaridad fruto de la mente calenturienta de un desalmado asesino y ladrón llamado Augusto Pinochet.

La familia Pinochet pudo ver como su esposo y padre moría tranquilamente en una cama, pero los familiares de aquellos que fueron asesinados por él a muchos de ellos ni tan siquiera les queda el consuelo de saber si sufrieron o no antes de morir y donde están sus restos.

La familia Pinochet, una familia que en el futuro vivirá espléndidamente gracias al dinero público robado por su esposo y padre y del cual ellos tendrían conocimiento de su existencia en bancos extranjeros ya que si no fuera así no se entiende muy bien como hubieran podido hacerse con esos fondos, propiedad de todos los chilenos, una vez muerto el dictador, solo lo van a pagar con pasar una noche en la cárcel como si de un castigo a un borracho al volante de un automóvil se tratara. ¡Mierda de Justicia!

Noticias relacionadas

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer

Por qué Lucía no votará a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez decidió duplicar gastos electorales y arrancarnos del bolsillo a los españoles alrededor 180 millones de euros
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris