Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Micro abierto   -   Sección:   Opinión

Las amenazas escondidas en buenas palabras

Pelayo López
Pelayo López
lunes, 8 de octubre de 2007, 21:49 h (CET)
En plena tesitura, más voluminosa que consistente, sobre la forma de Estado que debe imperar en nuestra piel de toro –que si monarquía parlamentaria por un lado, que si república por otro-, llama poderosamente la atención que hasta el propio debatido en cuestión haya salido al paso con unas declaraciones que pueden evidenciar un sintomático nerviosismo de que algo está cambiando, pese a que en la calle los movimientos en esa dirección sean más fruto de aspavientos minoritarios y desorganizados que de unos dotados de contenido y forma. “La monarquía parlamentaria que sustenta nuestra Constitución ha determinado el más largo periodo de estabilidad y prosperidad en democracia vividos por España”. Así, de corrido, uno se lleva dos sensaciones: por un lado, que de no ser por la Corona nuestro país no hubiese sabido andar solo en este período democrático con la posibilidad de haberse ahogado en el intento de cruzar las aguas turbulentas de la transición; y por otro, más preocupante a pesar del tono cordial y distinguido utilizado siempre, que de cambiar la modalidad presente de sistema podemos tener consecuencias poco deseables.

Un escalón por debajo, por mucho que a algunos les reviente lo electo democráticamente está por debajo de los derechos adquiridos, está la clase política. Y ellos, los políticos por supuesto, independientemente del signo político que profesen, están revueltos también en estos días por este asunto y por otro, que en una vertiente u otra, entronca también en la cumbre de la polémica institucional. Ibarretxe ha fijado para el 25 de octubre de 2008 su ya anunciada consulta popular sobre el futuro del País Vasco, y las reacciones, claro está, no se han hecho esperar, incluso en el propio seno del PNV, y seguirán coleando hasta entonces, y mucho más intensamente a medida que se acerquen las elecciones generales puesto que a unos y a otros les ha servido en bandeja el lehendakari un tema central para los comicios que, a buen seguro y lamentablemente, volverá a dejar como temas “obsoletos” los que realmente interesan a la ciudadanía. Si hay acuerdo o no con el Gobierno Central, o si se autoriza el referéndum o no, lo cierto es que Ibarretxe ya se ha curado en salud exponiendo los escenarios ante todo tipo de situación. Sin embargo, uno de los datos más importantes, la pregunta que se formulará ese día, ha quedado en el aire y sin respuesta, y ha recordado, además, al mismo tiempo, que reconoce que no es jurídicamente vinculante.

Las hojas de ruta bordan y ornamentan el papel en que se definen, pero su plasmación suele ser otra cuestión, y normalmente un descalabro importante. Lejos de aventurarnos en un nuevo futuro crispado que es el que nos espera, de unos y de otros, pese a sus correctas formas, leyendo entre líneas, todos podemos reconocer las amenazas escondidas en buenas palabras.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris