Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Trenes aventureros

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 7 de octubre de 2007, 22:26 h (CET)
Desde hace más de un año los habitantes de Catalunya vienen poniendo cada día un nuevo aliciente en sus vidas. El Ministerio de Fomento, RENFE y Adif se han empeñado en que cuando cada mañana salimos de casa nos convirtamos en nuevos aventureros y el recorrido desde el domicilio al lugar de trabajo pueda llegar a ser una odisea tan larga y llena de sorpresas como la que llevo al mítico Ulises hasta los brazos de Penélope en Ítaca. La pregunta que cada mañana a la hora del desayuno se hacen miles de catalanes es ¿qué sorpresa nos deparará hoy tomar el tren?, ¿una catenaria que se cae?, ¿una máquina que no es la adecuada para arrastrar los convoyes?, ¿ la corriente eléctrica desaparecerá súbitamente?, ¿llegarán a tiempo y serán suficientes los autobuses para los necesarios transbordos?, y cuando al caer la noche, cansados, llegan a casa cuentan a sus familiares su “tour” turístico a través de las vías del tren para intentar llegar a tiempo al “curro”.

Y todo esto, que no es más que la triste realidad de cada día, sucede en una ciudad tan cosmopolita y europea como Barcelona. Sucede en la ciudad que se puso bonita para los Juegos Olímpicos del año 1992 y en la que, actualmente, cada día son multitud los turistas que la visitan atraídos, unos por la ruta del modernismo que les llevará de La Pedrera a la inacabada Sagrada Familia, con innumerables paradas, y otros, los más jóvenes, por esas “litronas” de sangría que liban sin cesar en cualquier terraza de las Ramblas. Y todo este caos ferroviario sucede sin que, al parecer, se tomen las medidas oportunas para evitarlo y como si fuera un nuevo aliciente turístico para los visitantes de la ciudad y sus alrededores. Dentro de poco los turistas más aventureros en lugar de subir al “Bus turístic” se arriesgaran a tomar cualquier convoy de cercanías en busca de nuevos y más fuertes alicientes y quien sabe si en poco tiempo la “gymkhana entre vías” será un nuevo deporte olímpico en honor a la ciudad donde España ganó el mayor número de medallas nunca soñado.

“Papá ven en tren”. Este es un viejo eslogan que la vieja RENFE utilizaba para que los usuarios nos dejáramos en casa el automóvil particular al tiempo que nos olvidábamos de pisar los aeropuertos. El tren es un medio de transporte que siempre me fue grato, y más todavía cuando se podía salir a fumar a la plataforma que unía los vagones. No es necesario acudir a la estación, como en los aeropuertos, con demasiada antelación y las estaciones suelen estar situadas en el centro de las ciudades o bien comunicadas con éste. Hoy los hijos regalan a sus padres todo un equipo de expedicionario a la hora de tomar el tren y las despedidas en las estaciones son tan emotivas como si el viajero partiera hacia una expedición por el desierto de Gobi. Fomento, RENFE y Adif han logrado hacer de nuestros viajes toda una aventura. Antes el viajero estaba pendiente de las posibles convocatorias de huelga, ahora hay que estar atento a las caídas de luz y catenarias.

Por motivos laborales cada semana voy en tren un par de veces desde Barcelona a Zaragoza y viceversa. El pasado jueves mientras iba camino de Zaragoza centenares de vecinos de Barcelona y las ciudades de su cinturón industrial volvieron a quedarse de “soldados de a pie”. Los trenes volvieron a jugar una mala pasada a sus usuarios y los responsables, una vez más, no estuvieron a la altura de las circunstancias. Pese a que desde el Gobierno central se asegura, un día si y el otro también, que todo va por buen camino la realidad se encarga de ir desmontando cada día las teorías gubernamentales. Fomento, RENFE y Adif se muestran incapaces de solucionar las deficiencias en las comunicaciones y tanto las cercanías como algún que otro convoy de larga distancia dejaron, una vez más, a sus pasajeros en tierra.

Víctor Morlan, responsable del Gobierno central en estos asuntos, compareció con cara de poker y un rictus amargo ante los informadores para, por primera vez desde su llegada a Barcelona, reconocer que alguna cosa anda mal en las comunicaciones por tren que unen a la ciudad con el resto de Catalunya y España. Sufrieron retraso 151 trenes y fueron suspendidos 48 convoyes. Y lo más grave fue la reacción de algunos de los 567 contratados como informadores. Muchos de estos supuestos informadores carecían de información para transmitirla mientras otros simplemente contestaban, a veces de mala manera, a los viajeros que se “buscaran la vida”. Los autobuses que debían suplir a los trenes fueron insuficientes, muchos viajeros volvieron a andar por las vías poniendo en peligro sus vidas y la máquina enviada para retirar el convoy averiado de la vía no pudo hacerlo ya que se envió una que no era la adecuada. Esto sigue sin funcionar pero aquí siguen los mismos de siempre, nadie dimite en los puestos de responsabilidad, los informadores además de no informar contestan, a veces, con mala educación a los clientes y los usuarios, que somos el último eslabón, seguiremos pagando el pato y los billetes sin recibir el servicio que compramos cuando acudimos a cualquier taquilla de estación. Pero todos ellos, cuando llegue final de mes, alegremente se acercarán a cobrar una nómina que, muchas veces, no se han ganado.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris