Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

¿Qué consecuencias acarrea la crisis del sexteto de mediadores internacionales para Irán?

Piotr Goncharov
Redacción
viernes, 5 de octubre de 2007, 16:57 h (CET)
En vísperas de la reunión en que los ministros de Asuntos Exteriores del sexteto de mediadores internacionales para Irán tratarán de consensuar las acciones a desarrollar en relación con Irán, el propio sexteto atraviesa por una crisis.

¿Sabrá salir de esta crisis? Si no lo logra, ¿cuáles serían las consecuencias?

Tal como era de esperar, provocó fuertes controversias en el seno del sexteto la iniciativa de aplazar la discusión en torno al recrudecimiento de las sanciones contra Irán, adelantada por Mohammad El Baradei, Director General de la Agencia Internacional de Energía Atómica. Rusia y China se niegan a discutir la adopción de nuevas sanciones hasta que la AIEA haga público su informe. Ambos países están seguros de que las nuevas sanciones contra Teherán no harían sino socavar los esfuerzos desarrollados por la AIEA para dar solución al problema. Al propio tiempo, sus oponentes en el Consejo de Seguridad de la ONU - EE.UU., Francia y Gran Bretaña – no desean aplazar los debates sobre el nuevo proyecto de resolución que estipule recrudecer las sanciones, aludiendo a la negativa de Irán de cesar el enriquecimiento de uranio. Esta actitud es compartida también por Alemania que forma parte del sexteto.

Evidentemente, no podrá tratarse de consenso alguno ni en la próxima reunión de los ministros de Asuntos Exteriores del sexteto ni tampoco en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. ¿En qué desembocaría esta confrontación diplomática?

Se mantiene la probabilidad de que la troika europea (Alemania, Gran Bretaña, Francia) inciten a la Unión Europea a aplicar sanciones unilaterales contra Irán, soslayando la ONU. Tal posibilidad ya la dio a conocer el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, durante su reciente visita a Moscú. Su homólogo ruso, Serguei Lavrov, expresó enérgicas dudas en cuanto a la conveniencia de tal paso. Pero echó leñas al fuego Zalmai Halilzad, embajador de EE.UU. ante la ONU, al advertir que la cooperación técnica de Irán con la AIEA no puede ser considerada un “escudo contra nuevas sanciones”, teniendo presente que Irán ya en dos ocasiones pasó por alto las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Ello no obstante, no se ha extinguido la esperanza de que el problema iraní sea resuelto en el Consejo de Seguridad de la ONU. Según expresó el subsecretario de Estado de EE.UU., Nicholas Burns, las divergencias entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad sobre el programa nuclear iraní “tienen carácter táctico”. Tal postura de Washington puede interpretarse como disposición a buscar una fórmula de compromiso con Moscú y Pekín. En términos de reciprocidad, por supuesto.

Por su parte, Rusia y China no dejan de reiterar que la labor del Consejo de Seguridad de la ONU debe estar encaminada, exclusivamente, a apoyar a la AIEA para eliminar dudas en relación con el programa nuclear iraní, y que en esta labor la AIEA registró determinados progresos, pues las autoridades de Teherán se comprometieron a disipar las dudas para una fecha concreta. O sea, la hora “H” para Irán está fijada, la cuenta recesiva se puso en marcha.

¿Se conformarán con esta actitud EE.UU., Francia y Gran Bretaña? Lo más probable es que sí. He aquí las razones.

La hora “H” está fijada para finales de este año. En diciembre se reunirá el Consejo de Directores de la AIEA, y, según acotó Baradei, “si Irán no aprovecha la oportunidad de eliminar todas las dudas, lo más probable es que tal no se le volverá a presentar”. Tal perspectiva es aceptable para Washington que estimularía a la troika europea a no apresurarse a adoptar las sanciones.

____________________

Piotr Goncharov, para RIA Novosti.


Noticias relacionadas

Sentido de la vida

En el libro El sentido de la vida de Gustavo Bueno se plantean numerosas cuestiones que conforman un sólido y extenso tratado de filosofía moral

Mal empieza, señora Batet, entorpeciendo la suspensión de los golpistas

Enfrentarse, por motivos partidistas, al Tribunal Supremo; intentando ver fantasmas donde no los hay, no es la mejor manera de iniciarse en la presidencia del Congreso, señora Meritchel Batet

Prevaricando a lo grande

“Esta diputada es tan absurda como el actual alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que elimina los patios de los colegios e institutos para hacer aparcamientos públicos”

Días de Vino y Rosas

Mitxeli Batet y Manuel Cruz, tratarán de reconducir la soberanía del Estado hacia un incierto y preocupante destino

Inquietante normalidad

No pocas veces, los factores implicados en las malas consecuencias de unas acciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris