Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Cesión   -   Sección:  

Rotaciones sí

Antonio Álvarez Rodrigo
Antonio Álvarez
viernes, 5 de octubre de 2007, 03:42 h (CET)
Cuando la vaca no tiene que hacer, con el rabo espanta las moscas. Ese es un refrán español que viene al pelo para la nueva polémica surgida entorno al Real Madrid. Ahora resulta que las rotaciones hacen daño al equipo y que los de Bernd Schuster juegan mal porque en nueve partidos han saltado al campo otros tantos onces diferentes. Sé que es difícil llenar cinco o seis hojas de un periódico sólo con información del equipo blanco, y más si la periodicidad es diaria. Pero en ocasiones se crean polémicas que no tienen ni pies ni cabeza, sin sentido y que derivan a que el entrenador alemán, en este caso, se cabree con los periodistas y conteste mal. Si el conjunto madridista juega mal no es por las rotaciones, sino porque aún es pronto para que el sistema de “mister” haya calado entre los futbolistas.

El que les escribe es partidario de los continuos cambios por muchos motivos. En primer lugar, porque durante el año hay una gran cantidad de partidos como para que el 90% de ellos los jueguen siempre los mismos. Segundo, porque dosificar a los futbolistas evita en un alto porcentaje las lesiones. Tercero, porque el Real Madrid tiene un plantilla lo suficientemente larga y llena de jugadores de calidad como para permitirse el lujo de dejar en el banquillo a Baptista, Marcelo, Drenthe, Robben, Robinho…y es que Schuster bien podría hacer dos equipos competitivos que a buen seguro quedarían en lo alto de la clasificación de la Liga.

Sin embargo, el hecho de no tener un once para recordar es añorado por algunos nostálgicos de aquellos tiempos de los que se pueden recitar los titulares de memoria. Pero…¿cuántos partidos disputaban por aquel entonces? Desde luego que muchos menos. Las rotaciones son un método que tiene una doble cara para el jugador. Por una parte se puede no sentir titular y caer en el desánimo. Sin embargo, por otro, puede motivarse e intentar superarse en cada entrenamiento para que, en los momentos claves, en los partidos importantes, cuando las rotaciones paran, el entrenador tenga claro quién es el mejor en cada puesto porque se lo haya ganado en los entrenamientos.

Recuerdo cuando Irureta impuso un sistema de rotaciones en el Deportivo ¡Y lo bien que le fue! El equipo de A Coruña logró compaginar la Liga de Campeones con la Liga, y no bajó su nivel durante cuatro años. Y más reciente está el caso del Milán de Ancelloti, que el año pasado ganó la Champions con un equipo veterano que llegó al final de la temporada más fresco que ninguno ¿Por qué? Pues, sencillamente, por un sistema de dosificación de los jugadores que toma en cuenta las características de cada jugador y señala cuando está en un nivel de riesgo por agotamiento, en el que el rendimiento se resiente y el riesgo de lesión aumenta. Ese método lo ha impuesto el cuerpo técnico de Schuster, y si es igual de efectivo que en la ciudad italiana, el Real Madrid ha emprendido el camino hacia la Décima.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris