Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Bandera y Monarquía

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 5 de octubre de 2007, 03:39 h (CET)
Poco a poco vamos enterándonos de que quiere decir Rajoy cuando habla de que si él gana las elecciones “volverá España”.

Estamos asistiendo al chauvinista, ridículo y esperpéntico espectáculo de ensalzar la bandera y apoyar a la Monarquía, pronto escucharemos en nuestras calles aquellos himnos de la Falange y del Requeté que decían aquello de: “Montañas nevadas, banderas al viento” y aquel otro que decía: “Por Dios por la patria y el Rey lucharon nuestros padres”. Están desescombrando la entrada a la caverna y se oponen a que todos aquellos que fueron represaliados por la Dictadura, a que aquellas que fueron fusilados siendo menores de edad, a que aquella muchacha que pidió en sus últimas horas que su nombre no se borrase de la historia, no pueden recibir un trato justo aunque ya no puedan disfrutarlo en vida. Los violentos, los intolerantes, se oponen a que de verdad se haga justicia.

Se apropian de la bandera de los españoles y dicen que se ataca a la Monarquía que por cierto, los ataques más duros provienen de su propio interior. La Monarquía se está fagocitando asimismo. No, en España no hay ataques contra la bandera, y en lo que concierne a la Monarquía existe un rechazo hacia ella por parte de aquellos que están en su perfecto derecho de adoptar esta postura. Se supone que estamos en un país libre, hasta que Rajoy gane unas elecciones ya que entonces “volverá España”, “su” España y esto si que resulta poco deseable.

España, los españoles, tenemos otros problemas, tenemos el diario problema de no perder el puesto de trabajo, de una vivienda, de que las estructuras sociales, sanitarias y educativas vayan creciendo en positivo. No, los de la bandera y la Monarquía no están por mejorar las cosas, están por mandar y por volver a aquellos tiempos en que tan bien les iba todo. Estaban instalados en la Dictadura y aquel sistema funcionaba. Para ellos, claro.

Los españoles debemos conservar aquello que ya tenemos y apoyar a quien verdaderamente quiere solucionar sus problemas. El Gobierno de Zapatero, no debe entrar en lo de la bandera ni tampoco en lo de la Monarquía. De hecho no lo está haciendo. El Gobierno socialista debe perseverar en conseguir los objetivos que se ha fijado y cuyos primeros pasos hacia esas metas ya están suponiendo para los españoles un avance real en todo lo concerniente a mantener y mejorar el Estado del Bienestar. Esa es la única bandera que debe enarbolar y defender el Gobierno de Zapatero, La otra, la constitucional, queda en la conciencia y en la forma de pensar de todos y cada unos de los españoles.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris