Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La generación invisible

Francisco Arjona Chueca
Redacción
jueves, 4 de octubre de 2007, 14:42 h (CET)
Me llamo Francisco, tengo 47 años y considero que soy de la generación invisible a ojos de todos los gobiernos desde la implantación de la democracia en este país y me explicaré.

Los de mi generación salimos del colegio en 1974,75 en plena crisis económica y con pocas oportunidades de conseguir trabajo, por esas fechas y para poner remedio a eso pusieron a disposición de los empresarios los bien llamados contratos basura ( por lo que en mi caso en treinta y pico de años trabajando todavía no tengo trabajo fijo).

Pero si me he decidido a escribir esta carta es por la indignación que me produce toda la locura formada con que los jóvenes no pueden acceder a la vivienda.

Pongamos un edad razonable para comprar la primera vivienda de los veintidós a los veinticinco años los de mi generación, por ejemplo yo cobraba al mes unas sesenta y cinco mil pesetas eso si haciendo doce horas al día y trabajando seis a la semana, de eso pagaba cuarenta y una mil del piso con un interés del 15 o 17 % como consecuencia no podía irme de vacaciones todos los años ni siquiera en semana santa ni gastarme mas de lo que gano saliendo todos los fines de semana “desde el jueves”, como hacen ahora todos los que lloran porque no pueden acceder a la vivienda. Yo considero que una persona que trabaje ocho o diez años, viviendo en casa de los padres le da tiempo mas que suficiente para ahorrar una buena entrada y luego pagar una mensualidad razonable.

Y todo esto me in digna todavía mas y pienso que mi generación es invisible porque cuando nosotros estábamos en esas situaciones de comprar casa de formar una familia todas las ayudas del gobierno eran para los mayores de cuarenta y cinco años y ahora que tengo cuarenta y siete y sigo pagando hipoteca todas las ayudas son para los jóvenes eso quiere decir que somos invisibles no existimos a pesar de ser esta generación la que se a llevado todos los palos y toda la carga de la modernización del país.

Y estoy cabreado porque yo como la mayoría de los de mi generación que no tubimos la oportunidad de estudiar estamos trabajando por mil euros brutos al mes de los cuales que dan limpios ochocientos y pico de estos son quinientos para la hipoteca pero como somos invisibles no tenemos ninguna ayuda del gobierno, supongo que piensan que el que ha aguantado hasta ahora puede aguantarlo todo.

Supongo que esta carta no valdrá de nada pero me gustaría que se enterase la mayor cantidad de gente que fastidia mucho que después de todo lo pasado y lo que queda por pasar tus impuestos se los regalen a un montón de chavales que lo único que han tenido ha sido muy buena vida sobre todo estos que se manifiestan, porque el que esta acostumbrado a trabajar y ahorrar ya tiene casa o la tendrá pronto sin necesidad de ayudas.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris