Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Toros

Etiquetas:   Crónica taurina   -   Sección:   Toros

Las rebajas de otoño

Ignacio de Cossío
Ignacio de Cossío
lunes, 17 de marzo de 2008, 18:34 h (CET)
Julio Aparicio llegaba a la Maestranza con aires de grandeza del Escorial y salió por la puerta de atrás. A muy poco supieron las escasas verónicas templadas y los intermitentes muletazos en redondo llenos de empaque que recetó en el toro de recibo. Muy pronto manda descuartizar a su lote en el caballo y nos regala dos espantás sonoras. Con el acero llega el mitin y atesora cuatro pinchazos y seis descabellos. Desaprovechó el sevillano una oportunidad de oro para revalorizar su toreo.

Manuel Jesús El Cid y su cuadrilla hicieron lo mejor de la tarde. Con el primero no hubo muchas opciones, destacamos el tercer par del Alcalareño saltando la música por los aires y algún natural notable en un toro sin clase ni fuerza. En el quinto ante un gran toro el mejor de la corrida de nombre “Alimaña”, nos ofreció un excelente juego con el capote reseñando dos medias de cartel y un recital en redondo midiendo con mucho embrague y no poco freno tres series de cinco muletazos seguidos. El no va más, como el par de El Boni, que estuvo simplemente magistral. Falló con la espada un premio mayor o ciertamente mejor merecido.

Salvador Vega sumó puntos en el primero e hizo tablas en el sexto. Firme y decidido toreó al flojo tercero que tuvo atemorizado a toda su cuadrilla. Una buena y compacta serie en redondo muy ligada y otra más entregada valen por si solas su incorporación en el abono abrileño. En el sexto no se confía no liga, no se arrima y se le marcha el toro aburrido. Al final Vega con el traje inmaculado y El Cid con su desafortunada espada dejaron en evidencia al palco presidencial animoso en calentar una feria, arrasada por las rebajas de otoño.


Ficha técnica


Plaza de toros de la Real Maestranza de Sevilla. Sábado 29 de septiembre de 2007. Primera de la Feria de San Miguel. En tarde espléndida y lleno en los tendidos se lidiaron seis toros de Parladé desiguales de presentación y juego en general a pesar de su nobleza. Primero bueno y encastado, segundo a menos, tercero terciado, descastado y manso, cuarto con recorrido, quinto con bravura y gran pitón derecho; y sexto soso.

- Julio Aparicio, de burdeos y azabache. Silencios y pitos.
- Manuel Jesús El Cid, de verde oliva y oro. Silencio y oreja cariñosa tras aviso.
- Salvador Vega, de blanco y plata. Ovación y oreja cariñosa tras aviso.

Noticias relacionadas

Miguel Hernandez o la forja de un taurino

A Miguel

Don Juan Carlos disfruta de una tarde de toros en Las Ventas

El Palacio de Vistalegre (Madrid) volverá a acoger corridas de toros en 2017

Contrato renovado por un año

Taurinos presentan 20.000 firmas en el TC para que se resuelva el recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña

Más de 10.000 taurinos se manifiestan en Valencia

La Feria de Fallas había movilizado en los últimos días a los antitaurinos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris