Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Hoy, desgraciadamente, pagamos las consecuencias

Domingo Martínez (Burgos)
Redacción
martes, 2 de octubre de 2007, 16:27 h (CET)
Los más simplistas acusan de la subida de los precios ganaderos al auge de los biocarburantes y en cambio no hay nada más lejos de la realidad. Uno de los productos que ha visto incrementado su precio ha sido la leche, sobre este aspecto se han realizado diversos análisis llegando a la conclusión de que una de las causas más importantes es la disminución de producción en Europa. Concretamente en España, país en el que la cabaña de vacuno volvió a disminuir por segundo año consecutivo y se sitúa en 6.184.092 cabezas, un 4 por ciento menos que un año antes y un 7 por ciento con respecto al censo de finales de 2004, según los datos de la Encuesta Ganadera 2006 del Ministerio de Agricultura. La caída de la cabaña se concentró en las hembras de más de 24 meses, tanto de ordeño como de sacrificio y reposición.

En estas circunstancias, no es de extrañar que cuando la leche escasea en el mercado internacional los países deficitarios son más sensibles a las necesarias subidas producidas por la ley de la oferta y la demanda. ¿Cuándo nos daremos cuenta de la necesidad de tener un sistema productivo que garantice la autosuficiencia? Durante años hemos estado pagando la leche a los ganaderos por debajo de los costes reales de producción, como consecuencia, muchos se han visto obligados a abandonar. Hoy, desgraciadamente, pagamos las consecuencias. ¿Después de un titular como este "La cabaña de bovino española disminuyó un 4% en 2006", vamos a seguir cayendo en la tentación de culpar a los biocarburantes?

Noticias relacionadas

Mi barrio y yo

Mi pregunta para Ada Colau es, si llega a leerla claro: ¿Está usted dispuesta a asumir las consecuencias, y de qué modo personal alguno, si uno de esos extranjeros por ejemplo viola o asesina a alguna persona en nuestra ciudad?

Historia Maldita en América del Sur

La historiografía sudamericana sigue intentando narcotizar a las naciones de las antiguas colonias con una memoria adulterada, disecada y llena de olvidos interesadamente voluntarios

Irrespetuoso respeto

“No hay respeto por otros sin humildad por uno mismo” Henri Frederic Amiel

¿Qué se propone Oscar Camps el capitán del Open Arms?

“Siente el pensamiento, piensa el sentimiento.” Miguel de Unamuno

La luz del mundo

La luz y las tinieblas son incompatibles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris