Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El relativismo constitucional y la cerrazón nacional

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
martes, 2 de octubre de 2007, 16:27 h (CET)
Creo que se me van a desencajar las mandíbulas de tan abierta que tengo la boca estos días y que los ojos se me saldrán de sus cuencas de tan desorbitados que los traigo. Es tanto el asombro que me produce esta extraña sociedad en la que me ha tocado vivir, sin comerlo ni beberlo ¿Cómo es posible que se afirme que la consulta del lehendakari Ibarretxe está destinada al fracaso porque es anticonstitucional si ni siquiera sabemos en qué términos se va a plantear, ni hasta qué punto pretende ser vinculante y, por si fuera poco, puede que también acabe siendo anticonstitucional el Estatut o el matrimonio entre homosexuales? Porque, no nos equivoquemos. No es lo que diga el texto de la Constitución lo que determina la legalidad de una iniciativa del poder ejecutivo o del legislativo. No. Es lo que diga el Tribunal Constitucional. Y depende de la orientación partidista mayoritaria de dicho tribunal el que la nieve sea blanca o la noche, negra.

¿No es perentorio reescribir la Constitución con letra nueva y determinar con exactitud la capacidad de interpretación de la misma que corresponde al Tribunal Constitucional, antes de meternos en líos para los que estamos menos preparados que cargados de prejuicios? ¿Si hoy una parte de la población demanda iniciativas políticas que se dan de bruces con una Constitución aprobada sin ningún espíritu crítico, no sería lo suyo volver a estudiar el fondo y la letra de la Carta Magna a la luz de unos tiempos en los que gozamos de plenas libertades y no existe el menor temor a una involución política? ¿Es que vamos a pasarnos la vida dándonos de cabezazos contra el portón de un establo que parecía ya olvidado?

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris