Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-musica

Etiquetas:   Musical   -   Sección:   Revista-musica

Risas, emoción, música, más risas...
Una experiencia única con
'Hoy no me puedo levantar'

Iris Laguna
Redacción
domingo, 30 de septiembre de 2007, 22:00 h (CET)
Más de un millón de espectadores ya han disfrutado del musical 'Hoy no me puedo levantar'. Por si todavía no has podido asistir a una de las funciones, Magazine Siglo XXI te adelanta algunos detalles para dejarte con ganas de vivirlo en persona definitivamente. Dentro de poco tendrás tu oportunidad, ya que en breve se estrenará la próxima temporada de este magnífico musical que no deberías perderte.




Logotipo del musical 'Hoy no me puedo levantar'.



Eran las cinco y media aproximadamente cuando se oyó la voz por el megáfono anunciando alegremente que el espectáculo estaba a punto de comenzar. Las primeras notas de la famosa canción de Mecano ‘Hoy no me puedo levantar’ aún no habían a penas rozado el aire cuando ya se notó la emoción y las ganas por parte del público de disfrutar al cien por cien de la función. Se podía ver gente de todas las edades, pero absolutamente todos tenían en común algo: no había ni un solo espectador que no se supiera de memoria prácticamente al completo el repertorio de la obra. Sin embargo, he de puntualizar un pequeño detalle: aunque no se fuera fan de Mecano y aunque uno no se supiera ninguna de sus canciones, este musical no le dejaría indiferente, y estoy segura de que sería de su agrado.




El escenario, minutos antes de comenzar la función.



La primera escena, por algún extraño motivo, me recordó vagamente a la película ‘El otro lado de la cama’, escrita por el mismo guionista de la obra, David Serrano.



David Serrano junto a Nacho Cano.

A partir de aquí, es difícil explicar todo lo que viví sin ‘destripar’ de forma considerable el argumento de la obra y los detalles de la escenografía. Puedo decir, que me quedé gratamente sorprendida con la puesta en escena, realmente superó con creces mis expectativas. ‘Hoy no me puedo levantar’, consigue que durante varias horas, te sumerjas en una especie de nave del tiempo, que te ayuda a revivir con nostalgia (o con deseos de haber vivido) la época de los años 80 en Madrid. El escenario constaba de varias partes diferenciadas entre sí, había compartimentos que se abrían y cerraban, con entresuelos, con escaleras, los actores iban de arriba abajo y de abajo arriba, pero aún así, era imposible perderse algún detalle de la obra, ya que la iluminación te guiaba perfectamente hacia donde debías dirigir la mirada en cada momento. Algo que llamó mi atención fue una pantalla gigante situada en el centro del escenario, que se escondía o se dejaba ver según el momento, para conseguir increíbles efectos y también para hacer posible ciertas escenas de la obra que sin ella no serían tan entretenidas.

La música era prácticamente en directo, y desde cualquier parte se podía ver las cabinas acristaladas en las cuales se distinguían los músicos. En este musical, las canciones de Mecano más conocidas son reinterpretadas y renovadas, ya que por una parte, continúan teniendo esa misma esencia, y por otra, dan la sensación algunas veces de ser casi canciones totalmente distintas a las originales, ya que a algunas de ellas hasta se les cambian la interpretación que todos solíamos darles hasta ahora. Algunos de los temas más entonados por todos los asistentes fueron: ‘Una rosa es una rosa’, ‘Mujer contra mujer’, ‘Hijo de luna’, ‘Barco a Venus’, ‘Perdido en mi habitación’... Entre otros muchos de los famosos temas de Mecano.




Bailarines en mitad de la función.



Por último, he de decir, que pese al argumento central de la obra (bastante dramático, por cierto) el humor es algo que está más que presente durante las tres/cuatro horas que dura la función. Gracias a esto y a otros muchos detalles, los actores consiguen que en poco tiempo les tomes hasta cariño, y logran que te involucres totalmente en la historia gracias a su interactividad.

En definitiva, ‘Hoy no me puedo levantar’ es más que un simple musical, es una experiencia que te hace sentir, emocionarte, reír, llorar (¿por qué no?), recordar, desear, cantar, saltar, participar, reflexionar... Un espectáculo que hay que vivir, como mínimo, una vez.




'Hoy no me puedo levantar', más que un simple musical.



Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris