Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Herriaren trauskilak

Santi Benítez
Santi Benítez
domingo, 30 de septiembre de 2007, 22:34 h (CET)
En Democracia el concepto de soberanía está ligado por completo a la voluntad general, es decir, la soberanía reside en el pueblo, en todo el pueblo, no en parte del pueblo, no, en todo el pueblo, y no es negociable. Porque cuando se negocia este concepto la base misma del significado de la democracia se resiente y desvirtúa. Este concepto, que es la base de la Democracia junto a la existencia de un Estado de Derecho que garantice y extienda derechos, y limite responsabilidades, se le atraganta a los nacionalistas. Y cuando hablo de nacionalistas me refiero a todos aquellos a los que el palabro “patria” les llena la boca. A unos porque acuden al concepto sólo cuando les interesa y de forma sesgada, y a los otros porque creen que el concepto puede ser soslayado limitando la soberanía a parte del total de los ciudadanos, y viceversa. Al fin y al cabo, mismo perro, distinto collar. El problema radica en que la inmensa mayoría de los ciudadanos de este país no somos nacionalistas.

No es que cogiera a nadie por sorpresa, es decir, cuando Josu Jon Imaz dejó su cargo dentro del Partido Nacionalista Vasco (PNV), marchándose a la chita callando y con el silencio de la plana mayor de su propio partido, que no dijo ni mu, estaba claro que se gestaba alguna mamarrachada del sector “soberanista”. Claro, a renglón seguido los otros nacionalistas saltan, a través de la autorizada voz de Rajoy, para recordarnos a todos que hacer encuestas, porque eso es lo máximo que va a poder hacer Ibarretxe, es ilegal. Y es que, hay que recordarlo, con partidos de derechas – los dos–, nos jugamos los cuartos.

Para entendernos ahora que, en breve, tenemos elecciones generales, ¿Alguien ha leído cual es el programa del PNV? Aparte de decir que va a conseguir la independencia del País Vasco, no creo que diga nada más, que pajullo para relleno. Y ahora, vamos con el otro. ¿Alguien ha leído el programa del PP? Aparte de decir que no va a permitir que Essssspaña se “rompa”, háganme caso, seguro que no difiere mucho del de hace cuatro años, es decir, ninguno.

Tenemos un problema con estos nacionalistas. Cada vez que se acercan elecciones generales nos encontramos con dos visiones del pueblo que no son reales, que son mentiras consentidas, puede que las únicas que de tanto oírlas repetir, una y otra vez, estamos llegando a creernos. Porque no es real que el pueblo se crea que Esssspaña se va a romper, y menos a estas alturas de la película, por mucho matón que se vea por ahí, bandera en ristre. Y me da igual que sea con la española, la ikurriña o la señera, o que se dediquen a quemarlas todas, sólo son trapos. Al pueblo eso le importa un bledo y medio huevo duro. Es más, es que a un trabajador de Catalunya, de Euskadi y de Morón de la Frontera lo que quiere es que la hipoteca le salga más barata, ganar más dinero por su trabajo, que sus hijos tengan una educación decente, que cuando tenga que operarse no termine muriendo porque la lista de espera no se soluciona. Eso es lo que le preocupa al pueblo. Después viene la integración de los inmigrantes, no la inmigración – la inmigración sólo preocupa a aquellos que la llaman invasión, otra minoría–, la integración. Y después otras muchas cosas que nada tienen que ver con que Ibarretxe haga encuestas o que Rajoy diga que son ilegales.

Lo cierto es que tenemos lo que nos merecemos. Les votamos en las elecciones, y ellos siguen pensando que les vale para los restos. Lo cierto es que nos merecemos que nos traten como herriaren trauskilak.

Suena de fondo “Sexual Democracia”, de los Pitufos.

Buenas noches, y buena suerte...

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris