Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

La notable tarea de Zapatero

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 30 de septiembre de 2007, 22:34 h (CET)
Supongo que ustedes también lo habrán notado, supongo que también habrían comprobado que la actualidad española se ha vuelto más convulsa y agitada de lo habitual. Basta no ya con escuchar un informativo, sino con tener las orejas medianamente atentas mientras se toma un café en cualquier barra de bar. La proliferación de noticias intranquilizadoras hace difícil la serenidad de ánimo para el observador.

Vivimos tiempos de radicalismo nacionalista catalán, no ya ese radicalismo de feria de pueblo de Carod al que estábamos acostumbrados, incluida la tregua privada que negociara con ETA, sino que incluso los otrora moderados componentes de CiU amenazan con un repentino radicalismo que ha puesto en peligro su propia existencia.

Ese radicalismo que lleva a la quema de retratos del rey se ve complementado por políticos que ven en Juan Carlos I y en la monarquía un blanco en el que atacar a España y a la actual Constitución. Y sin embargo al pueblo soberano le importa una higa el asunto de la forma del Estado, manteniéndose asombrado y expectante, pero al margen de los acontecimientos, muñeco de feria que va y viene hacia donde los demás le llevan. Parece que ha sonado la hora del pim pam pum y hasta infelices concejales socialistas que jamás las han visto tan gordas se permiten el lujo de cuestionar la monarquía.

La defensa chapucera, banal y ligera que el Gobierno ha hecho de las instituciones constitucionales encaja perfectamente con un presidente al que desde que asumió el cargo hace casi cuatro años no le ha importado animar y actualizar un debate absolutamente inexistente en el pueblo al que dice defender.

Pero la labor de Zapatero, quien todavía no ha abierto la boca en defensa de la actual Constitución, también nos ha llevado a un enfrentamiento hasta ahora inexistente entre las diversas regiones, a la hora de los actuales presupuestos del Estado. Todas las concesiones del presidente del Gobierno al Estatuto de Cataluña han profundizado la división en categorías de las diversas autonomías, hasta el punto en que lógicamente todas quieren ser tratadas de la misma generosa manera por Pedro Solbes, muñidor de estos presupuestos. Y sin embargo esta actitud de Zapatero no ha servido para integrar a estos nacionalistas, sino para atizar el enfrentamiento. Jamás se encontraron más solícitamente atendidas sus demandas sin que ello haya servido para nada... positivo.

La ofensiva de los nacionalismos exacerbados e inmoderados sigue en un País Vasco cuyo presidente no parece ser consciente (¿O lo es y no le da importancia al hecho?) de que la mitad de su población vive carente de libertad. ¿Cómo se llama la situación política en la que el pueblo o una parte de él vive sin libertades? ¿Cómo se llama la situación política en la que el presidente de un gobierno anuncia con plazo cierto que cometerá una ilegalidad que discrimina a parte de sus ciudadanos?

Otra de las características de la situación a que nos ha llevado el presidente es la insignificancia de España dentro del concierto internacional. No es que España haya sido históricamente muy proamericana pero aquella ofensa estúpida a innecesaria a la bandera norteamericana, más la innecesaria petición de retirada de tropas internacionales de Irak, nos ha conducido a una situación que se refleja muy bien en el rostro inexpresivo de un torpe Zapatero que no sabe que hacer ni dónde dirigirse tras los cuatro segundos de saludo del César Augusto del siglo XXI. Eso sí, nos abraza Evo Morales, nos elogia Hugo Chávez, presidente de Bananozuela, y nos sentamos al lado de Micronesia (¿O era Polinesia? ¡A ver si era Necrofagia! ¿Y Aerofagia?)

Nos encontramos en una situación de alboroto general y de inestabilidad que no hace presagiar nada nuevo. ¿Y Zapatero mientras tanto? En Rusia. ¿No les produce a ustedes la sensación de que es un hooligan frívolo?

Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris