Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Incongruencia en el respeto a la vida

Josefa Romo (Valladolid)
Redacción
viernes, 28 de septiembre de 2007, 13:28 h (CET)
Nos cuenta la Prensa que la madre de Sandra Palo pedirá al Parlamento Europeo que endurezca las normas penales sobre los menores.

Desgraciadamente, no faltan las noticias sobre maltrato de niños y de adolescentes por otros adolescentes. Nos conmovemos especialmente por los bebés arrojados a la basura, abandonados o torturados por sus progenitores; pero ¿ nos interesamos por la manipulación de la vida humana en laboratorios, el descuartizamiento de nonatos en los patíbulos de abortorios y mediante otras formas de torturas? ¿Quién tiene derecho a decidir sobre la vida humana? Ni el Estado ni los legisladores pueden ni deben arrogarse ese derecho. Por el contrario, defender la vida de todos, a todos compete, a creyentes y a ateos, a la Iglesia y al Estado. Aunque el derecho a la vida está reconocido por todas las naciones democráticas, muchos políticos se lo saltan a la torera: hay una contradicción entre hechos y palabras. Nos oponemos a cualquier genocidio a ojos vista, pero hacemos la vista gorda si se realiza en el silencio de abortorios o mediante píldoras que engrosan las ganancias de multinacionales farmacéuticas. ¿No es signo de superficialidad?

No lo olvidemos: la Biblia dice que "la sangre inocente clama venganza
al Cielo" y que "nada queda impune ante Dios".

Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris