Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   PRIMERA DIVISIÓN | JORNADA 5   -   Sección:   Fútbol

Nueva derrota del Murcia frente a un rival asequible (0-1)

Melo marcó antes del descanso
Redacción
jueves, 27 de septiembre de 2007, 12:33 h (CET)
El Real Murcia pierde su primer partido en casa contra un rival directo en un partido en el que fueron expulsados Gallardo y Regueiro.

FICHA TÉCNICA
2- R. Murcia: Notario, Pignol, Peña, Arzo, Mejía, Movilla, Richi, Gallardo, Regueiro, Goitom, Baiano.
0- U.D.Almería: Cobeño, Bruno, García, Acasiete, Mané, Crusat, Melo, Soriano, Juanito, Ulche, Ortiz.
Cambios : R. Murcia: Iván Alonso por Pignol (85’), Abel por Richi (70’), Iñigo por Baiano (76’). U.D. Almería: Aitor por Bruno (69’), Corona por Melo (72’), Natalio por Ortiz (68’)
Árbitro: Turienzo Alvarez (C. Castellano leonés). Mala actuación. Amonestó en el local a Peña, Mejía y Pignol, y expulsó a Gallardo y Regueiro, por doble cartulina amarilla. Mientras en el visitante se llevó la cartulina amarilla Ortíz y Bruno.
Incidencias: 25.000 espectadores en el estadio Nueva Condomina. Terreno de juego en buenas condiciones.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La cohesión del Almería, que actuó en bloque y consiguió su objetivo de ganar fuera de casa
Lo peor: La nefasta sensación que presentó el R. Murcia, incapaz de hacer gol, con una crónica indecisión transmitida por su técnico, excesivamente conservador y conformista, que hace que el equipo salga siempre contenido y sin esquema de juego ofensivo. Hecho que está determinando que vaya cogiendo una racha que empezará a poner nervioso a más de uno en la Directiva y por supuesto, en la afición
El dato: Continúan los malos accesos al Estado de la Nueva Condomina, no sabemos cuanto tardarán las autoridades –que autorizaron la construcción del nuevo estadio- en propiciar accesos adecuados, ya que ir al estadio los días de fútbol es un auténtico tormento por el colapso circulatorio que se forma, en la entrada y salida al recinto deportivo.
Domingo Delgado/ Murcia

Si habría que ponerle una nota al encuentro sería la de suspenso. Mal el Murcia porque hizo su peor partido de la temporada. Mal el árbitro porque se cargó el choque al expulsar a Gallardo y Regueiro en la segunda parte. Y mal el Almería, porque con dos jugadores más sobre el campo tuvo miedo a ganar y no supo rematar a un equipo muerto. Sin espíritu y sin ideas. Este Murcia es diferente. No se parece en nada al del día de Zaragoza y Atlético de Madrid. No sé, tal vez sea una señal o una premonición. El Real Murcia va a sufrir mucho para salvarse.

Lo peor que podía pasar sucedió. El Almería salió de la Nueva Condomina con tres puntos importantes. No sólo es una victoria, es también ganarle a un equipo directo el gol-average. Unai Emery planteó un partido a su estilo. Tocando mucho la pelota, con un juego alegre en donde las bandas son las protagonistas. Un juego correcto, aseado, de un equipo que no va de pardillo y apunta a ser la revelación del campeonato. Si algo tiene el Almería que no tenga el Murcia, además de buen juego, es un gran entrenador. Un valiente.

Un gol de Felipe Melo fue suficiente para darle al equipo andaluz la victoria. Además llegó en uno de esos minutos estelares que tanto fastidian al que lo recibe. En ese minuto que llaman psicológico porque te dejan hundido antes de llegar al descanso y tocado en la segunda parte. Luego, Turienzo Álvarez dio el toque gracia expulsando a dos jugadores del Murcia. Fue un poco riguroso, aunque habría que decirle a Regueiro que cuando llevas una amarilla mejor no discutir con el árbitro. No se mordió la lengua y protestó una falta. Lo que le dijo tuvo que ser suficiente para que el colegiado le sacara la segunda amarilla.

El Murcia no empezó mal el encuentro. Su buen fútbol le duró doce minutos, luego se fue del partido y ya no volvió. Baiano tuvo una clara ocasión. Se quedó solo ante Cobeño y mandó el balón al palo. Y más tarde Regueiro, que hizo un buen control dentro del área, disparó con fuerza a la portería rival y el portero visitante despejó a corner. Eran los mejores minutos del Murcia, lo momentos más felices hasta que apareció el Almería.

Los andaluces dieron una lección de buen fútbol con llegadas por las bandas. Tocando sin prisa, pero con inteligencia. Algo que no hacía un Murcia simplón, cuya mejor arma era el balón largo a tierra de nadie. Un descontrol de juego que empezaba a desesperar a sus aficionados. Por cierto, parece mentira que el equipo grana jugara en casa, porque sólo se escuchaba a la afición almeriense. Un poco triste, la verdad.

Antes de llegar al descanso llegó el gol de Felipe Melo. El tanto nació en un corner que el jugador remató francamente bien con la cabeza. Pese a la estirada de Notario el balón terminó embarazando la red. Un gol que dejaba una enorme herida a un Real Murcia perdido sobre el campo como pollos sin cabeza.

Se esperaba reacción en la segunda parte pero nunca la hubo. Pronto llegaron las expulsiones de Gallardo -por darle al balón con la mano cuando ya tenía una amarilla- y Regueiro. Los cambios no sirvieron de mucho. Íñigo, entró por Baiano y hay que reconocer que hizo más que el brasileño. Sin embargo, era demasiada responsabilidad cuando tu equipo juega con dos menos. El vasco supo cumplir y lo que hizo fue aceptable. Richi fue sustituido por Abel, que en el poco tiempo que estuvo, su participación fue floja. Mientras que Iván Alonso parece que salió al campo como si fuera un asunto meramente protocolario.

Semana dura la que le espera al Murcia. Las dos derrotas servirán para reflexionar y aprender de los errores. Del partido se pueden sacar muchas conclusiones. La primera es que este equipo va a sufrir mucho para salvarse. Luego, que le cuesta un mundo hacer ocasiones en una categoría exigente. Y por último, que tal vez no se tenga tan buen equipo, es decir, no se ha fichado bien y este invierno habrá que reforzarse.

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento de La Coruña aprueba la renovación de la cubierta del estadio de Riazor

El Consistorio invertirá 7,2 millones de euros

El Barça, líder y a octavos con lo justo en Turín

Partido intenso aunque de mínimos

Primera victoria y exhibición de Griezmann (2-0)

El francés dirige al Atlético hacia el triunfo

Juve-Barça, duelo directo por pase y liderato

A los italianos sólo les vale el triunfo

El Real Madrid se quita las penas a base de goles

Los de Zidane golean al APOEL y sellan el pase a octavos como segundos de grupo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris