Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Educación sexual obligatoria

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
jueves, 27 de septiembre de 2007, 22:15 h (CET)
Los embarazos no deseados en las adolescentes, y posteriores abortos, están aumentando en nuestro país de forma considerable: casi diez mil embarazos en menores de 18 años en 2005, y un 11% de las mujeres menores de 20 años ya habían tenido un aborto previo. Según el informe de la Sociedad Española de Contracepción (SEC) (http://www.sec.es/), sólo tres de cada diez adolescentes ha ido a informarse a un centro de Planificación familiar.

Lo más grave ocurre en Andalucía, donde la estadística de abortos no sólo nace entre las niñas de 10 a 14 años, sino que ha aumentado un 460% en los últimos diez años. ¿Qué está pasando?

Al igual que el presidente del SEC, Ezequiel Pérez Campos, pienso que esta estadística se reduciría si los jóvenes pudieran acceder a la ‘píldora del día después’ sin receta, algo obligatorio ahora mismo. También ayudaría a que todas y cada una de las farmacias expendieran preservativos, algo que no ocurre en aquellas cuyos propietarios eluden su responsabilidad a sus creencias religiosas.

A pesar de los tiempos que corren, donde la información sobre el sexo está al alcance de cualquiera, y la práctica del mismo con diferentes personas es muy habitual, los preservativos todavía causan rechazo entre muchos jóvenes y adolescentes. A pesar de ser conscientes de que existen enfermedades como el SIDA, entre otras muchas.

Las empresas que fabrican preservativos se han adaptado a las necesidades de la sociedad actual, lanzando nuevos y revolucionarios productos, pero se han olvidado de reducir el coste final al consumidor, lo que resulta determinante para que muchas personas rechacen su uso.

Mientras los políticos y la sociedad dedican tanto tiempo a debatir si la asignatura de Religión debe ser o no obligatoria, harían bien en implantar la Educación sexual de forma urgente, como ya ocurre en Argentina. Y los padres, en casa, que empiecen a perder la vergüenza a hablar de este tema con sus hijos, porque todo lo que no aprendan debidamente en su casa lo harán de forma irresponsable en la calle. A la vista está, año tras año, cuáles son entonces los resultados.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris