Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Respeto para los símbolos de España

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
miércoles, 26 de septiembre de 2007, 23:06 h (CET)
Lo primero que tiene que hacer una persona que quiere ser respetada es valorarse, saberse responsable de una serie de bondades y virtudes y reconocerse sujeto de una serie de derechos por el simple acto de existir. Y dar y exigir el respeto consiguiente a y de sus conciudadanos. Si alguien empieza por no respetarse a sí mismo, por no exigirse a sí mismo una serie de responsabilidades inherentes al ser humano, mal puede esperar que los demás le respeten como es debido. Y dado el tema que voy a tratar, insisto en que estoy hablando de dar y exigir respeto, nunca de dar y provocar miedo en los demás. Siempre he pensado que durante una parte de la Historia de España se han confundido estos dos términos, se exigía respeto pero se infundía temor. No, no hablo de eso.

Hablo de la bandera, hablo del Rey y hablo de cualquier otro símbolo de España. Del respeto que debemos dar y exigir hacia ellos. Pero sobre todo hablo de quienes, pudiendo, teniendo autoridad para ello, no hacen que se cumplan las leyes y prefieren contemporizar y permitir que no ondee la bandera de España donde debería hacerlo. Y me refiero, especialmente, a los partidos de ámbito nacional que consienten sin más ni más la falta de respeto a la enseña de todos, una enseña que en este preciso momento histórico es símbolo de Democracia, de respeto a las individualidades y de la máxima libertad jamás conseguida.

¿Cómo vamos a pedir, a quienes por otra parte tanto respeto exigen para sí mismos, el máximo respeto para el Estado si no empezamos nosotros mismos por respetar nuestros propios símbolos? ¿Con qué palabras y actos vamos a pedir para los símbolos de España el mismo respeto que, tan justa como necesariamente, otorgamos a otros si no empezamos nosotros mismos por exigirnos algo tan básico como el cumplimiento de la ley?

Noticias relacionadas

Retos médicos

Ante el envejecimiento de la población parece que debe aumentar el número de médicos

Los pensamientos perfectos

Los campos de sangre y lágrimas proliferan por doquier parte del mundo

Dioses de la soberbia

Hay seres que se regocijan maltratando, torturando y que se estimulan con ello

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris