Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El fiasco de Mariano Rajoy

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
martes, 25 de septiembre de 2007, 22:26 h (CET)
Mariano Rajoy tilda los PGE de “fiasco” y añade que se alimentan de la despensa que dejó el Gobierno del PP hace cuatro años. En primer lugar, de ser ciertas sus palabras se podría colegir de ellas que cuando menos el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha mantenido esa despensa intacta –lo cual no estaría nada mal-, pero el hecho cierto es que en esta última legislatura la despensa se ha enriquecido con un nuevo superávit. Y lo que me da que pensar es que diga el señor Rajoy que dichos presupuestos son un fiasco. Fiasco significa fracaso y es expresión que se debe emplear siempre que nos asista la razón, a la conclusión de un viaje, aventura o hecho cierto, pero nunca antes.

Por otro lado, el jefe de la oposición parece arrancar la campaña electoral transmitiéndonos una gran preocupación suya por las igualdades entre todos los ciudadanos y el respeto a las personas ¿Cómo puede alguien erigirse en adalid de la igualdad cuando defiende un sistema económico tan injusto y poco igualitario como es el capitalismo neoliberal? En lo tocante al respeto, una de dos, o don Mariano no considera a José Luís Rodríguez Zapatero persona o le pasa con el respeto lo que con el fiasco, que no sabe lo que es. El presidente del PP se ha pasado toda la legislatura insultando groseramente nada menos que al presidente del Gobierno de todos los españoles: “bobo solemne” (19 de diciembre de 2005), “cobarde sin límites” (13 de enero de 2006), “grotesco, frívolo e irresponsable” (13 de octubre de 2005), “antojadizo, veleidoso e inconsecuente” (11 de mayo de 2005), “acomplejado, con mala conciencia e ideas confusas” (6 de octubre de 2005), “amparador de la ilegalidad” (15 de enero de 2006), “indigno y cobarde” (21 de diciembre de 2005), “coceador” (3 de junio de 2005), “traidor a los muertos” (11 de mayo de 2005), “taimado, maniobrero que habla ya en batasuno” (11 de mayo de 2005), “ambigüo, impreciso, débil e inestable” (15 de abril de 2005). Toda esta jerga ha venido siendo utilizada durante toda la legislatura por los periodistas cercanos al PP: Jiménez Losantos, Curri Valenzuela o Carlos Dávila, en sus incendiarias tertulias, no han hecho otra cosa que reproducir las palabras y opiniones que sobre el presidente del Gobierno vertió previamente Mariano Rajoy en sede parlamentaria. Y esto, don Mariano, es un hecho muy grave que debería usted reparar antes de solicitar a los ciudadanos españoles su confianza para acceder a un cargo al que con su cotidiana conducta ha demostrado no respetar.

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris