Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Una protesta 'natural'

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 25 de septiembre de 2007, 22:26 h (CET)
En los tiempos que vivimos, en que toda clase de “legítimas” reclamaciones son parte del cotidiano acontecer de la vida urbana, una manifestación basada en una función tan antigua como el hombre en la tierra, pudo ser contemplada por aquellos que el pasado domingo estuvieran de cultural visita en el Museo del Prado de Madrid. Inesperadamente, dos docenas de madres acompañadas de sus respectivos niños en brazos, o en el “cuco”, se agruparon en la sala de Goya donde se exhiben los deslumbrantes cuadros de las dos “majas” inmortalizadas por el genial aragonés. ¿Para qué se habían dado cita en tales aposentos?

En la España del “topless”, y donde quien no se ha curado de espanto, considera que la ostentación de los femeninos atributos resulta algo acostumbrado en publicaciones y televisión, causó revuelo el hecho de que las señoras allí agrupadas, a las doce en punto, descubriesen uno de sus senos para amamantar al niño que traían consigo. Habían sido convocadas por Cindy Picard –a través de Internet, entre otros medios-, por haber sido expulsada ella misma de ese lugar, hacía unos días, por un escrupuloso vigilante, que, reglamento en mano, cumplía “las normas” del museo que le impedían alimentar a su hijo de seis meses, Tristán, en tan conocido sala. No se volvió a repetir la admonición, ni la expulsión de las congregadas, pero sí se registraron muestras de curiosidad entre el resto de visitantes ante tan inesperada concentración de lactantes afanados en los pechos de sus respectivas madres.

¡Faltaría más!... que diría Dolores, la que cuidó de todos los niños de Epifanio del Cristo Martínez. Más bien, la citada “manifestación” pecho en ristre, ha supuesto una oleada de viento fresco renovador de tantas aberraciones con que se ha llenado el ambiente del viejo solar español, en el que, como cantaba nostálgico el árabe español, “todo se ganó y todo se perdió”. La “lactancia natural” es preconizada en farmacias, maternidades y otras instalaciones de la Sanidad del Estado. Cuando lo “raro” se hace la norma, este hecho tan espontáneo como sencillo, ha resultado motivo de asombro. ¿Hasta dónde se ha llegado?

Frente a los artísticos senos de la “Maja desnuda” -la misma modelo que la vestida, según se cree, es decir, una antepasada de la actual Duquesa de Alba, y que tan de cerca llegó a conocer el de Fuendetodos-, se arracimaron unos turgentes “cántaros de miel” que otros tantos mocetes se ocupaban en descongestionar. ¿Hay que mostrarse impávido ante el esperpento del orgullo homosexual, y asombrarse por lo más normal del mundo? Insólito es el motivo de que Cindy Picard se viera sorprendida por un “subidón” lácteo, y tuviera que sentarse en uno de los aterciopelados taburetes de descanso para dar de mamar a su rorro. Pero, de ahí a expulsarla a “cajas destempladas” de ante los “recatados” ojos de las “majas”, media un abismo.

¿Quién le hubiera dicho a la abuela de Cayetana, o al propio Don Francisco, que llegarían a ser motivo de difusión de la más recomendable alimentación para el recién nacido español? Lo que el cuadro pudiera tener de erótica intención ha llegado un poco más allá, y se ha visto colmado por la publicidad del más genuino uso de las glándulas mamarias femeninas, la lactancia natural.

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris