Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   PRIMERA DIVISIÓN | JORNADA 4   -   Sección:   Fútbol

El Valladolid perdona pero frena la racha del Madrid (1-1)

Saviola neutralizó a cinco minutos para el final el golazo de Pedro López
Redacción
domingo, 23 de septiembre de 2007, 22:28 h (CET)
El Real Madrid se vio sorprendido por un fuerte Valladolid y atrapó, “in extemis”, un punto gracias al olfato goleador del conejo Saviola quien empató un encuentro que pintaba muy mal para el equipo de Schuster. De esta manera el conjunto blanco ve cortada su racha de tres triunfos consecutivos en Liga, aunque sigue invicto. El Valladolid demostró ser un equipo compacto pero que pagó caro su exiguo acierto rematador, a pesar del espectacular tanto del lateral Pedro López. Llorente perdonó sobre el pitido final cuando la grada cantaba el gol. Los merengues continúan líderes con un punto de ventaja sobre el Villarreal y el Valencia.

FICHA TÉCNICA
1- Real Valladolid: Butelle (2), Pedro Lopez (2), García Calvo (2), Rafa (2), O. Sánchez (1); Borja (2), A. Rubio (2), Sesma (3), Sisi (3), Kome (2), Llorente (1)
1- Real Madrid: Casillas (1), Salgado (0), Ramos (1), Cannavaro (1), Marcelo (1), Drenthe (1), Diarra (0), Guti (2), Robinho (2), Raul (2), V. Nistelrooy (2)
Cambios : En el Real Valladolid entró Víctor (2) por Kome en el minuto 63; Marcos (1) por Sisi en el 75 y Vivar Dorado (s.c.) por Álvaro Rubio en el 80. Por el Real Madrid, entraron Higuaín (2) y Robben (1) por Drenthe y Robinho en el minuto 61 y Saviola (2) por Salgado en el 83.


Goles: 1-0 Pedro López minuto 70. 1-1 Saviola, minuto 85.
Árbitro: Iturralde González (C. Vasco) ( 2/3). Amonestó en el equipo local a Butelle (40´) y Borja (60´), mientras que por el Real Madrid a Salgado (17)
Incidencias: Estadio José Zorrilla. Lleno.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La buena imagen ofrecida por los hombres de Mendilíbar y el golazo de Pedro López

El equipo pucelano mostró una muy buena imagen en el partido más mediático del año. Pedro López se lució con un auténtico chicharro desde casi 40 metros.
Lo peor: Salgado
El lateral derecho gallego acusó la falta de ritmo de partidos y no supo cómo frenar a Sesma en ningún momento.
El dato: El Estadio José Zorrilla registró su tercer lleno de la historia, el primero desde 1986.
El campo vallisoletano colgó el cartel de no hay billetes. El buen juego de los de “Mendi” y la racha de resultados de Madrid fueron los causantes de que los aficionados se volcasen con ambos equipos.
A. Alvarez Rodrigo / Vallladolid

El sistema de rotaciones que ha impuesto Bernd Schuster a su equipo se cobró del once titular a Sneijder por culpa de unas molestias. En su lugar, el brasileño Robinho acompañó a Raúl y Van Nistelrooy en la punta de ataque. La otra novedad del equipo blanco era obligada. Las lesiones de Pepe y Metzelder obligaron a Ramos a desplazarse hacia el centro de la zaga, con lo que Salgado disputó sus primeros minutos de la temporada. La tercera y última novedad fue doble. En la banda izquierda, Marcelo volvió a ocupar el lateral, acompañado por el holandés Drenthe.

Por su parte, en el equipo de Mendilibar salió con su equipo habitual, con la intención de recoger algo más de lo conseguido en Mestalla siete días atrás. Quizás, la mayor novedad fue el lleno que registró el estadio José Zorrilla, el tercero en sus 26 años de historia. Y es que este Valladolid ha enganchado a la afición y su fútbol es apreciado por una ciudad que no vivía tiempos tan felices desde la época de Cantatore.

Apenas comenzado el encuentro, Sisi dejó claro las intenciones de su equipo y lo mal que lo iba a pasar el Madrid. Con un caño a Cannavaro (uno más al central que es un buen postre para la mayoría de los delanteros de la Liga) sacó una peligrosa falta al borde del área. Los pucelanos salieron volcados al ataque, como han hecho en los otros tres encuentros ligueros. Y es que Mendilíbar plantea una un sistema que asfixia al rival, pues la presión al equipo contrario comienza en el área rival. El Madrid lo sufrió especialmente en la dupla de medios. Guti y Diarra no están acostumbrados a este tipo de presión, típica de la Segunda División. El malí acusó las consecuencias que le impone su religión con el Ramadán, y, sin exagerar, el 6 blanco se arrastró por el campo. Por lo que Guti se vio desbordado por la buena actuación de Borja y Álvaro Rubio. El ex madridista, quien está viviendo su mejor época futbolística de la mano de “Mendi”, fue dueño de campo.

Pero la superioridad local se extendió a la bandas. Sobre todo la izquierda, donde Sesma jugó con Salgado cual niño con un coche de plástico. El lateral gallego no supo en ningún momento como frenar al canario. Y por ahí vinieron las mejores ocasiones del Valladolid. Sin embargo, al interior local le falta aprender a centrar con mayor precisión. Sus buenas carreras concluían con centros lejos del alcance de Llorente. Por la otra banda, el internacional sub-21 Sisi fue algo más intermitente, pero a punto estuvo de adelantar a los suyos al borde del descanso si no llega a ser por una mano salvadora de Iker Casillas.

LA MANTA NO TAPABA AL MADRID
Y es que el Madrid tenía una manta demasiado corta. Si se tapaba la cabeza, los pies quedaban al descubierto. Los de Schuster vieron en el contraataque la mejor manera de meterle mano al Pucela. Y para ello, Robinho fue el protagonista. Sus internadas por la derecha hicieron mucho daño. Incluso, Van Nistelrooy pudo marcar en el primer disparo del Madrid, pero la caña del ariete holandés se quedó corta. Raúl tuvo también su ocasión, pero la mano de Butelle evitó el tanto.

Schuster optó por cambiar las dos bandas. Robben hizo su debut en la Liga y ocupó el lugar de Drenthe, mientras que Higuaín sustituyó a Robinho, que era el único que había roto el entramado pucelano. Con la entrada del holandés errante, el Madrid comenzó a vivir mejor. Dos acciones de extremo pusieron sobre aviso a los locales. Entonces, “Mendi” quiso espolear a la afición y al equipo con la entrada de Víctor, todo un clásico de la Liga, un símbolo del buen fútbol y un ídolo en Valladolid. El Zorrilla no aplaudió su entrada, sino que explotó de alegría cuando el pequeño delantero entró en el rectángulo del campo.

El Madrid se hacía poco a poco con el control del encuentro, ayudado, eso sí, por el cansancio de los castellano-leoneses, que habían realizando un esfuerzo físico encomiable durante la primera mitad. Higuaín, quien sigue demostrando su buen fútbol pero que tiene la pólvora mojada, encaró a Butelle pero su disparo se fue fuera. El Valladolid sufría. Llorente, muy desaparecido, no lograba conectar con sus compañeros. Entonces el lateral derecho Pedro López fue al rescate. Recogió un balón en tres cuartos de cancha, levantó la cabeza, vio que estaba solo, ajustó la mirilla y lanzó un obús que se coló en la escuadra derecha de Casillas, sin que el de Móstoles pudiera hacer nada. Era el fruto al esfuerzo del dominio local, y una puñalada en la espalda a los madridistas.

Mendilibar, un entrenador listo y audaz, no dudó y reforzó la banda izquierda con la inclusión de Marcos para así frenar las acometidas de Robben, que, a pesar de su empuje inicial, demostró que aún no está al 100%. Con el tanto en contra, Schuster dio entrada al pequeño Saviola por Salgado. El Madrid pasó a jugar con tres defensas y cinco mediocampistas para evitar la primera derrota de la Liga. La estrategia le salió perfecta al técnico alemán. Guti, que como Van Gogh es un artista incomprendido en su época, trazó un pase entre la defensa hacia Van Nistelrooy. Saviola, que por algo lo apodan conejo, apareció por el área dando saltos para batir a Butelle. Una vez más el 14 solucionaba con un gran pase un partido que el Madrid no mereció, ni siquiera, empatar. Y a punto estuvo de no hacerlo. Con el tiempo cumplido, Pedro López lanzó otro balón envenenado que Casilla regorjitó. Llorente, dentro del área chica, lanzó alto. La jugada evidenció lo que fueron uno y otro equipo durante el partido: un Valladolid fallón y un Madrid afortunado. Como en la época de Capello.


SALA DE PRENSA
J.L. Mendilibar(entrenador Real Valladolid)

"Creo que hemos jugado un buen partido, con opciones para ganar, pero no hemos estado acertados de cara a gol. El Madrid tiene la calidad que da el dinero y en cada contra te hace una ocasión clara. El Madrid no ha dominado en ninguno de sus encuentros, ni siquiera en el que ganó 0-5 al Villarreal. Si seguimos así los resultados llegarán".
Bernd Schuster (entrenador Real Madrid)

"Perdíamos dos puntos, pero al final hemos ganado uno. El Valladolid tuvo ocasiones pero si nosotros nos llegamos a adelantar en el marcador hubiéramos ganado. Yo esperaba que el Valladolid jugase así porque yo he entrenado a un equipo parecido. El pase de Guti es típico por eso mantengo al jugador hasta el final porque lo puede hacer en cualquier momento".


Noticias relacionadas

Éxtasis Atlético (2-0)

Carrasco y Griezmann certificaron la victoria

El Valladolid y el Zaragoza estarán en el bombo de dieciseisavos de final de la Copa del Rey

VIctorias frente al Cultura Leonesa y Lugo

Messi sigue al frente de los goleadores perseguido por Maxi Gómez y Zaza

El '10' azulgrana se distanció en el 'Pichichi'

El Levante sigue al alza y el Villarreal no alarga su buen momento

Navas da la victoria al Sevilla en el tenso regreso de Vitolo al Pizjuán

Los de Eduardo Berizzo dominaron el segundo tiempo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris