Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Una exposición manipuladora sobre Religión

María Fernández (Valladolid)
Redacción
domingo, 23 de septiembre de 2007, 15:23 h (CET)
Patrocinada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, se presenta en Madrid una exposición sobre religión ("Dios es"). ¿De verdad, esa muestra aporta un conocimiento sobre las religiones, con una imagen falsa de las mismas? ¿Es fiable una muestra sobre religiones, en España, sin nombrar a Cristo y con sólo una imagen del Crucificado sin valor artístico y rostro horrible? ¿No juegan con los analfabetos religiosos, creados en nuestro país cada vez en mayor número, para oponerlos a la religión sobre la base de la mentira forjada por el laicismo? ¿Cómo que las religiones "generan violencia", según se señala en la muestra? ¿Será que de Historia están "pez", o que buscan manipular?

Siempre ha habido quienes han querido servirse de la religión en pro de intereses políticos; pero de ahí a decir que las religiones monoteístas generan violencia, va un abismo. ¿No son los que en su vida se sitúan contra el Evangelio, los que han sembrado violencia? Hizo bien la Iglesia del siglo XX, en disponer que la religión se separe de la acción política (otra cosa es ofrecer orientación). ¿Quienes han generado violencia y barbarie inhumana en los últimos tiempos? Los regímenes ateos y totalitarios, como el comunismo y el nazismo. Ahora, aparece otro tipo de dictadura, que, como en el caso del nazismo, se sirve de la democracia: la del laicismo militante, que pretende arrancar, sibilinamente, del corazón del hombre, un sentimiento profundo y natural, el sentimiento religioso y el respeto a la vida de todos. ¿No es, precisamente, la religión, lo que fomenta lo más opuesto a la violencia, cual es la compasión y el amor, como se demuestra en los innumerables casos de personas religiosas entregadas desinteresadamente a los demás y especialmente a los más desfavorecidos?

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris