Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Una exposición para confundir

María Fernández (Valladolid)
Redacción
sábado, 22 de septiembre de 2007, 09:54 h (CET)
Me entero: En Madrid, el Museo de Europa presenta en el Centro Cultural de la Villa, una exposición, "Dios.es", sobre religión y que, según los patrocinadores, "constituye una herramienta ideal para transmitir a los jóvenes, un conocimiento sobre las religiones".

¿De verdad, esa exposición aporta un conocimiento sobre las religiones dando, como es el caso, una imagen falsa de las mismas? Juegan con los analfabetos religiosos, creados en España cada vez en mayor número, para oponerlos a la religión sobre la base de la mentira y del laicismo, ajeno a la verdad sobre el hombre y sus derechos.¿ Cómo que las religiones "generan violencia"? De historia están en la inopia, hasta de la más reciente. Siempre ha habido quienes han pretendido aprovecharse de la religión para confundir a pobres ignorantes a favor de sus particulares intereses políticos; pero no es la religión la que ocasiona el mal sino quienes están fuera del Evangelio. Por ello, bien ha hecho la Iglesia del siglo XX, en disponer que se separe política y religión, pues la unión de ambas perjudica inexorablemente a la religión. Precisamente los regímenes guiados por hombres alejados de Dios, son los que no respetan la dignidad del hombre, llegando a la barbarie inhumana, como se ha visto en la más reciente historia del siglo XX con el comunismo y el nazismo, y como se ve ahora en la nueva forma de dictadura laicista que pretende sibilinamente arrancar del corazón del hombre lo más profundo del mismo, el sentimiento religioso y el respeto a la vida de todos. Es precisamente la religión lo que desarrolla los más puros sentimientos humanos de compasión y de amor, como demuestran los innumerables casos de personas religiosas entregadas desinteresadamente a favor de todos y especialmente de los más desfavorecidos, curando cuerpos y espíritus, alentando el desarrollo y la unión de los pueblos.

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris