Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Tayikistán

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 22 de septiembre de 2007, 09:14 h (CET)
Este país del Asia Central concita interés debido a que casi elimina al Perú en el Mundial Sub-17. Esta es la república más alta del mundo. Casi todo el país está por encima de los 3,000 metros de altura y por ende incapacitado de auspiciar cualquier torneo internacional de acuerdo a las nuevas y absurdas normas de la FIFA. Es la más pobre, rural y montañesa de las 15 repúblicas que en 1991 disolvieron a la Unión Soviética.

Su ingreso por habitante es de menos de US$500 anuales. Casi sin exportaciones, una de las pocas cosas que de allí llega al Perú es una parte del opio que proviene de Afganistán. La desintegración de la economía planificada multinacional soviética llevó al colapso de dicho país, quien en 1992-1997 padeció de una guerra civil que mató a 50 a 100 mil personas y desplazó a 1.2 millón de habitantes (un sexto de su población).

Cuando en 1992 Fujimori hizo su autogolpe, Emomali Rahmonov llegó al poder en Tayikistán, en el cual sigue perdurando reeligiéndose en elecciones fraudulentas. Este país ha evitado desangrarse como su vecino Afganistán mediante una autocracia apoyada por tropas de Rusia y EEUU.

Noticias relacionadas

España reacciona: PP, PSOE y Ciudadanos, unidos frente al separatismo

Pedro Sánchez se une al pelotón de los buenos

Entretelones de la Boda Real

Para Elizabeth II esta boda debería traer muchos recuerdos y sentimientos encontrados

La victoria de Maduro. ¿A dónde va Venezuela?

Maduro fue re-electo con 2/3 de los votos emitidos, en medio de un aumento del ausentismo y de llamados de la derecha para anular los comicios

¿Cómo será mi vida en el Más allá?

Deberíamos querer averiguar qué hemos causado en nuestros tiempos pasados

Puerta a la esperanza

La incredulidad es la llave que cierra la puerta a la esperanza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris