Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Necesidad de Dios

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
viernes, 21 de septiembre de 2007, 13:26 h (CET)
Hoy muchas personas apenas han oído hablar de Jesús y, a la vez se sienten insatisfechos ante las propuestas terrenas más difundidas en la opinión pública; otras han escuchado o leído algo sobre su Persona y en realidad le conocen superficialmente o poseen una imagen deformada. Y, los hay inquietos por descubrir algo que les falta, por eso, no es de extrañar que cada miércoles, muchos creyentes y no creyentes, correspondan con empeño como se puede apreciar en la creciente atención que se prestan a las palabras del Papa y en el notable aumento de personas que acuden a la Plaza de San Pedro para oírle.

Esto no es más que una prueba de la reacción positiva a la llamada de una nueva evangelización, y de la necesidad que el corazón humano tiene de Dios.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris