Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Diana: 10 años

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 20 de septiembre de 2007, 22:42 h (CET)
Se cumplieron 10 años desde que falleció la princesa Diana en un accidente de tráfico en París. Su muerte fue llorada por millones de personas que vinieron al Palacio Real de Buckingham a dejarle flores o presentes. Tony Blair, quien entonces acababa de llegar al premierato británico, se tornó aún más popular al denominarla como la “Princesa del pueblo”, obligando a la Reina a rendirle un homenaje que ella inicialmente no hubiese querido haberle hecho.

Diana es por lejos el personaje de una realeza que más simpatía ha logrado en el Reino Unido y en el mundo. Ella se hizo célebre no sólo gracias a su belleza y etiqueta, sino como una víctima del príncipe Carlos (quien estaba en amores con la divorciada Camila) y de la “camarilla real”, así como por apadrinar artistas y obras sociales o campañas antiminas de guerra.

Para el gobernante del “nuevo laborismo” ella representaba el deseo de una “nueva monarquía” más ligada a su propia población y a la “modernidad”. Diana, por su parte, nunca fue una “persona del pueblo”. Cada uno de sus vestidos o arreglos de pelo podrían costar el equivalente al salario semanal promedio de su país. Ella nunca quiso democratizar al sistema británico para hacer que el jefe de Estado o la Cámara Alta fuesen electos por la población.

Según extensos reportes de las Policías inglesa y francesa ella pereció debido a que su chofer estaba ebrio. Sin embargo, el multimillonario Al Fayed (padre de su enamorado Dodi, quien también no sobrevivió al choque del auto) sigue insistiendo en que ella fue asesinada por la Casa Real (a quien acusa de ser racista, pro nazi y de origen germano) porque querían evitar que ella se case con un musulmán y que así los descendientes del trono británico tuviesen un hermano que no fuese cristiano.

En las conmemoraciones oficiales se busca evitar la participación popular. Mientras tanto, las investigaciones podrían dar un giro a raíz que se ha logrado que se establezca un jurado que reexamine el caso y que el Daily Express ha revelado la carta del doctor que le hizo la autopsia a Diana, donde se asegura que ella estaba embarazada.

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris