Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Príncipe bolivariano de la paz

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 19 de septiembre de 2007, 21:49 h (CET)
Si un grupo terrorista para negociar alabara a un dirigente por su admirable trabajo humanitario, ya serían dos las partes de las que desconfiáramos. Si este grupo es la narcoguerrila terrorista colombiana de las FARC y el dirigente es el amigo de Ahmadineyad y Castro, Hugo Chávez, la preocupación crece. Dios los crea y ellos se juntan, y con sus enredos de paz y humanitarios persiguen sus fines. La negociación con el precaudillo venezolano además de en territorio colombiano se pide que sea desmilitarizando la zona.

Como las treguas trampas españolas, cree el presidente colombiano que para eso sirve la desmilitarización. Ni corto ni perezoso el portavoz de la FARC que quiere el canje de presos terroristas por secuestrados inmisericordemente, sigue haciendo uso de su sospechosa loa al autoproclamado sucesor de Castro en América, por la posible reunión de éste con ocho congresistas estadounidenses del partido demócrata de Hillary Clinton. Antes había tratado el tema y le había apoyado Sarkozy, dice el líder bolivariano. ¿No puede reunirse y negociar en Venezuela las FARC con Chávez, como inicialmente propuso Uribe?. El terrorismo es intrínsecamente perverso porque juega con los sentimientos y el miedo del ser humano. Y Hugo Chávez nos es precisamente un príncipe de la paz, para andar jugando en esta doble baraja y el sufrimiento de los colombianos.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris