Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Xenofobia casera

Noelia Martín Castillo
Redacción
miércoles, 19 de septiembre de 2007, 21:49 h (CET)
Tengo 26 años, estoy separada y tengo dos hijas de 3 y 1 años de edad. Hace 4 años me fuí a Escocia y allí me casé. Por circunstancias mi matrimonio fue mal y me he separado obteniendo la custodia de mis dos hijas.

He vuelto a España hace 2 meses y estoy viviendo momentaneamente en un piso que me prestó mi madre ya que ella lo necesitará en breve.

Hemos conseguido que mi hija mayor sea escolarizada este año y la pequeña obtenga plaza en guardería pública, pero solamente de 3 a 6 de la tarde.

Uno de los innumerables problemas que se me presentan es que tengo que presentar dentro del mes en curso la sentencia de mi separación traducida y registrada, cuando, supuestamente, las sentencias dictadas en el Reino Unido son válidas en España por no se qué convenio entre ambos paises.
Cuando me separé me vine para España inmediatamente, tengo dicha sentencia en inglés, como es natural.

Me dicen que las gestiones para "legalizar" mi situación en España deben de pasar por un abogado y que dichas gestiones son caras y muy lentas.

Si solicito un abogado de oficio debo presentar mucha documentación y el proceso se demorará aún mucho más.

Si quiero trabajar tengo que contratar a una persona que se ocupe de mis hijas las horas que no estén en el colegio o guardería y que yo esté trabajando (como pueden comprobar necesitaría una cuidadora, sea para una de las niñas o para las dos) al menos 8 horas diarias.

Hasta para sacar el carnet de identidad, ya que, según me dicen, aunque tengo pasaporte español necesito el DNI vigente, tengo que trasladarme a la capital y hacer colas interminables.

Recuperar mi seguridad social ha sido imposible, ya que, aunque trabajé en España hasta que me marché, mi derecho a ella ha caducado y he tenido que recurrir a solicitarla como indigente para mi y para mis hijas.

Si solicito provisionalmente una ayuda de algún tipo me dicen que tengo derecho a cobrar el paro por el tiempo que trabajé en España y en Escocia. Pero para que me lo concedan tengo que presentar contratos de dichos trabajos, certificados de empresa,etc. ¿Cómo consigo yo ahora toda esa documentación cuando, como es el caso de la última empresa española en la que trabajé, ya no existe?

Máxime cuando todos esos datos ya constan en los organismos competentes. Me parece denigrante que vuelva a mi pais y me encuentre con este panorama.
Esto les puedo asegurar que en Inglaterra no ocurre, ni para sus retornados ni para los que vamos allá de otros paises.

¿Éste es nuestro progreso? A veces me dan ganas de volver a marcharme y que mis hijas sean ciudadanas inglesas, no españolas como quise que fueran cuando nacieron.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris