Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Modelos juveniles

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 19 de septiembre de 2007, 21:49 h (CET)
Un recién nacido se asemeja a una masa de barro que el alfarero deposita en la rueda giratoria para transformarla con la pericia de sus manos, en una pieza útil o artística, según los propósitos del artesano. El ceramista tiene en su mente la imagen de lo que quiere hacer. Los movimientos de los dedos y la presión calculada que ejerce sobre la masa tiene este objetivo. Un bebé es un embrión de lo que será cuando sea adulto. Es cierto que los genes determinan lo que llegará a ser cuando sea mayor, pero su personalidad no está marcada por los genes. En este sentido entran en acción los padres, los alfareros que darán forma a su carácter.

Corinne Sweet, sicóloga, comentando las influencia que ejercen en los jóvenes los modelos de personalidad que se encuentran en los famosos, dice :”Modelos a imitar son absolutamente esenciales, a partir de los dos años los niños empiezan a imitar a sus padres, y ellos son los modelos a imitar más importantes”. La sicóloga dice que los padres son los modelos a imitar más importantes. Esto quiere decir que existen otros modelos que ejercen su influencia en la formación de la personalidad infantil y adolescente.

El libro de Proverbios nos muestra dos fuerzas personales representadas por dos mujeres: la Sabiduría y la Insensatez, que se disputan el trabajo de moldear a los niños. Sea la una o la otra, así será la personalidad del educado.

La Insensatez, el autor de Proverbios la compara a “la mujer insensata es alborotadora, es simple e ignorante. Se sienta en una silla a la puerta de su casa, en los lugares altos de la ciudad, para llamar a los que pasan por el camino” (9:13-15). Esta mujer alborotadora que enseña que “las aguas hurtadas son dulces, y el pan comido en oculto es sabroso” (v.17), la tenemos representada en la multitud de celebridades mediáticas que moldean el comportamiento infantil y juvenil con sus formas de vida extravagante que terminan mal y quienes las imitan les espera el mismo fin. Los medios de comunicación sentados en un trono en el punto más alto de la ciudad se encargan de invitar a los inexpertos y faltos de cordura a que presten atención al comportamiento estúpido de las «celebridades», presentándolo como un estilo de vida sensato.

Desgraciadamente el modelo educativo que prevalece hoy, ya que tiene el monopolio, es el que transmiten los «famosos» con su comportamiento insensato: la mujer prestándose a ser objeto sexual, despilfarro del dinero fácilmente obtenido sin control ético, una manera de vivir lujosa y degradante, sexo descontrolado, abuso de alcohol y drogas…La ausencia de contravalores hace que sea este el modelo educativo que prevalece. Corinne Sweet, dice: “En el momento que los adolescentes se fijan en los famosos, son los nuevos dioses”. Una divinidad exige adoración. Esto explica el fanatismo con que la juventud sigue a estas divinidades que aparecen como setas en los medios y reproduce en sus vidas su estilo de vida decadente.

Prosigue diciendo Sweet: “Si sois unos padres que se comportan como Collen, malgastando grandes sumas de dinero y cosas parecidas. Vuestros hijos creerán que esto es normal. Pero si os sentáis a su lado y habláis con ellos, ejerceréis en ellos una sana influencia y los animaréis a ser ellos mismo, no el modelo que imitan”.

Hablemos ahora de la otra mujer de Proverbios: la Sabiduría. Ésta, también desde el sitio más alto de la ciudad “dice a cualquier simple: Ven acá. A los faltos de cordura dice: Venid, comed mi pan, y bebed el vino que yo he mezclado. Dejad las simplezas, y vivid, y andad por el camino de la inteligencia” (vv.4-6). Antes de que los padres se conviertan en el modelo que Corinne Sweet pide que sean para sus hijos, previamente deben dejar de hacer caso al llamamiento que les hace la Insensatez a atenderla y escuchen el clamor que les hace la Sabiduría. Para moldear con arte a los hijos no se puede ser un alfarero chapucero, se debe ser un ceramista experto. Para ello es imprescindible abandonar la Insensatez y saborear la Sabiduría. Esto implica abandonar el camino ancho que sigue todo el mundo para transitar el estrecho que lleva a la vida y que pocos siguen. Dado este paso, los padres comenzarán a convertirse “en verdaderos modelos a imitar más importantes”.

Una de las columnas sobre la que se ha edificado nuestra sociedad es la fe cristiana que se ha extendido con la difusión de la Biblia. Gracias al conocimiento que tenemos de sus enseñanzas nuestra cultura es muy distinta de las que no han recibido las influencias bíblicas. Hoy, la intensa secularización que penetra profundamente en todas las capas sociales ha hecho posible que los modelos mediáticos ejerzan la fuerte influencia educativa que tienen. Los padre se han rendido a su influencia, permitiendo que sus hijos y ellos mismos los moldeen los ídolos mediáticos de moda.

Volviendo a Corinne Sweet, “Si sois unos padres que se comportan como Collen, malgastando grandes sumas de dinero y cosas parecidas, vuestros hijos creerán que esto es normal”. Los padres han de recuperar los valores cristianos perdidos si es que quieren sentarse al lado de sus hijos para instruirlos para que lleguen a ser buenos ciudadanos, siendo ellos el modelo a imitar con su ejemplo. Lo que cala hondo no es lo que se dice, sino lo que se hace.

Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris