Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El náufrago de Barbate

Mario López Sellés (Madrid)
Mario López
martes, 18 de septiembre de 2007, 22:09 h (CET)
Con todo mi cariño a la gente de Barbate, tengo que decir que las catastróficas consecuencias del naufragio de su pesquero se deben al protocolo practicado en su rescate. Ignacio Gavira Pérez Vargas en su muy documentada carta “Inepcia” –publicada en el diario El País el 15 de septiembre- apunta fallos como el no haber utilizado el ancla de capa para evitar que el pesquero quedara cruzado al mar o no haber intentado evitar su hundimiento apostándolo sobre un número suficiente de flotadores. Es evidente que don Ignacio tiene toda la razón, pero me gustaría ir a la raíz del problema, al por qué de haber llevado a la práctica tan deficiente protocolo ¿Por qué en vez de arrastrar la nave no se balizó para, posteriormente, operar de la manera más idónea en el rescate de los náufragos y adrizar el pesquero?

Desde hace ya demasiado tiempo, Barbate ha dejado de ser el pueblecito de las almadrabas a donde, según cuenta Miguel de Cervantes, acudían los estudiantes perdularios de Salamanca para sacarle los cuartos a los pescadores jugando a los dados y perder la virginidad. Hoy y desde hace demasiado tiempo, Barbate es un refugio de narcotraficantes en el que los niños ejercen de camellitos para turistas y demás gente de bien. El protocolo que las autoridades aplicaron con el pesquero es el que se aplica habitualmente con los contrabandistas: el arrastre, que como todo el mundo sabe es más un arte de pesca que un protocolo de salvamento.

Noticias relacionadas

¡Cuidado con Sáez de Santamaría! Sería el mayor error elegirla

Ella ha sido, sin duda, parte importante de las causas del fracaso del PP en el tema catalán

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIII)

"Los trapos sucios se lavan en casa", se repite mucho en el Opus Dei, en referencia a todas estas desgracias

Corresponsabilidad

Amar al prójimo como a uno mismo es la máxima expresión de corresponsabilidad

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris