Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La Champions League Educativa

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 16 de septiembre de 2007, 22:03 h (CET)
Al referirse Zapatero a la Champions League como símil de -según él- la buena marcha de la economía, es posible que le traicionara su interrelacionador subsconsciente.

Pues buena es la economía de otro campeón socialista de otra liga, la Liga Española para la Educación y la Cultura Popular (propietaria de Cives, impulsora de EpC y formadora de más de 600 profesores de ésta), presidida por su diputado socialista Victorino Mayoral, que ha firmado contratos por más de 900.000 euros con ayuntamientos madrileños gobernados también por su partido. Campeones en otorgar carnés de buenos ciudadanos, no desdeñan el equivalente de los más de 50 millones de las antigüas pesetas por dar "un servicio de cohabitación a la convivencia", para el ayuntamiento cuyo alcalde es la mano derecha de Zapatero en Madrid y recién nombrado secretario general del PSM, Tomás Gómez. ¡Menuda cohabitación, y licitando dos millones más al alza!. No sólo van a ganar los futbolistas de élite, habiendo campeones educativos de la ciudadanía, que como su propio nombre indica se debe empezar desde la ciudades. En este caso Alcorcón, Fuenlabrada y Parla. La ciudadanía es buena si la bolsa suena, que diría el castizo. Decía Mayoral que la Epc debe ir en contra y erradicar del neoliberalismo conservador por insolidario y crear la pobreza en el mundo. De momento dilucidamos que sus promotores fomentan la "neociudadanía progresista" que no sabemos si fomenta la pobreza, pero que sí genera pingües beneficios a sus impulsores. Campeones.

Noticias relacionadas

García Bacca

Juan David García Bacca fue un filósofo, lógico, ensayista y traductor

¿Existe una contabilidad divina y exacta?

Como ninguna energía se pierde, después de la muerte del cuerpo físico la energía tiene que integrarse en alguna parte

Crueldad o justicia

¿Se acepta una justicia injusta?

Médicos, enfermos y políticos

“Ópera magna”: de cómo consiguieron enfrentar a los pacientes y sanitarios, externalizar la sanidad al sector privado, empobrecer la sanidad pública y retroceder más de treinta años en las coberturas básicas

Irrepresentativa

Si en algo coincide nuestra clase política, es que cada vez está más alejada del común de los mortales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris