Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

No es el mejor camino

Jesús Martínez Madrid
Redacción
domingo, 16 de septiembre de 2007, 22:03 h (CET)
A lo largo de los años de trabajo con alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria y no Obligatoria he experimentado que cuando te encuentras con grupos de alumnos poco trabajadores, producido por diversas causas, si bajas el nivel de exigencia consigues empeorar los resultados de todo el grupo, si contrariamente, aumentas el nivel de exigencia motivando y estimulando a los más trabajadores, estos, tiran hacia arriba de todo el grupo con la consiguiente mejora del estudio de todos los componentes.

En el anuncio, hecho por la Ministra de Educación, sobre el nuevo bachiller, diciendo que: "Hasta con cuatro suspensos se podrá pasar de curso en Bachillerato" para combatir el abandono educativo prematuro en esta etapa no obligatoria, me ha preocupado, pues considero es ir por mal camino. Cierto que "debemos hacerla más atractiva" para los alumnos, "menos rígida, más flexible y ajustada a sus necesidades". Pero, bajar la exigencia no motiva al alumno vago y desmotiva al buen estudiante. Las motivaciones han de venir por superar los problemas personales, por la individualización y por buscar la excelencia en los que marcan la pauta positiva.

Es bueno reconocer que las tasas de abandono siguen siendo "muy altas, insostenibles en el futuro". También es comprensible que la Comisión Europea esté "preocupada" por los datos españoles, Pero no sería bueno para los alumnos, para el sistema ni para el Estado disminuir estos datos como fruto de bajar los niveles de exigencia. ¿Más atractivo? si, ¿menor nivel de exigencia?, no.

Noticias relacionadas

No todo se solventa con la prisión

Hay penas que sólo pueden penarse en familia

Renovarse o morir

Desde la militancia apelamos a la honestidad personal e intelectual del futuro líder, su competencia política y su lealtad a una España sin fisuras ni frivolidades nacionalistas

Amenazas para España: separatismo, feminismo combativo y Justica populachera

“Resulta que no sirve de nada que se cierren las heridas si se cierran con la mierda dentro” Nerea Delgado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XIX)

El deseo de dar de comer todos los días a los de la propia familia consigue lo que no hace la convicción

Ser estoico

El libro de Massimo Pigliucci titulado Cómo ser un estoico nos hace reflexionar sobre la conducta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris