Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con el telar a cuestas   -   Sección:   Opinión

A propósito del honor

Ángel Sáez
Ángel Sáez
domingo, 16 de septiembre de 2007, 06:40 h (CET)
A mi dilecta sobrina Rocío, porque hoy, sábado, 15 de septiembre de 2007, cumple 11 años; por lo tanto, ¡muchas felicidades!, querida.


“El honor es la poesía del deber”. Alfred Victor de Vigny

El honor no es “tirilla” ni tira; quiero decir que no es galón ni corbata.

Así es; insisto. El honor no es ese distintivo que llevan en el brazo y/o en la bocamanga los militares y otros individuos, que sirve, precisamente, para saber cuál es el grado, rango o puesto que ocupan o tienen dentro del ejército o cualesquiera otras organizaciones de carácter militar o estilo semejante. Quienes hayan visto “Algunos hombres buenos” (1992), la película dirigida por Rob Reiner e interpretada en sus principales papeles por Tom Cruise, Demi Moore, Jack Nicholson, Kiefer Sutherland y Kevin Bacon, seguramente, abundarán en la misma idea o tesis.

El honor tampoco es esa tira de seda que, tras rodear solapadamente el cuello de la camisa y conseguirle pareja a su vecina, la hogareña nuez (o bocado de Adán), deja caer sus desproporcionados brazos ocultando la botonadura del lienzo sobredicho y señalando el sótano arrugado, donde suelen arraigar el vórtice del pudor, el punto de ebullición del placer y el sanctasanctórum de la honra. Me apostaría doble contra sencillo a que un porcentaje muy alto de las personas con las que tuve la prez de trabajar en Zaragoza coincidirán básicamente con el criterio expresado por servidor.

Noticias relacionadas

Cuidado con los que buscan pescar en aguas revueltas

Al socaire de la revolución independentista catalana, la izquierda extrema busca su propio golpe de Estado

La experiencia filosófica

Se entiende por experiencia un modo de conocimiento que se basa en la percepción

Sus adicciones irán con usted después de su muerte

Ningún ser humano sabe cuándo llegará su última hora

Los demonios son más listos que nosotros

Ellos juegan en los dos lados del tablero de nuestros enfrentamientos y consiguen su propósito: que nos odiemos.

Odio a lo español y niños como ‘escudos humanos’

Este que escribe cursó la semana pasada un escrito argumentado a la ONU y a UNICEF la utilización de los niños catalanes como ‘escudos humanos’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris