Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

De pena y sin gloria

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
domingo, 16 de septiembre de 2007, 06:40 h (CET)
Los equipos directivos de los centros públicos y los sindicatos docentes están desesperados. La Consejería de Educación se hace la foto, habla de calidad y de excelencia, pretende rebajar el fracaso escolar; pero falla en los principal y en lo más básico: no dota del profesorado necesario a los centros educativos públicos. Ante tal falta, la calidad que pretende el consejero de Educación se resiente y se va por las 'cañerías' de la dejadez y del desconcierto, quedándose en meras intenciones. Se ahorran sueldos e IRPF. Están demostrando que son los reyes de la ruindad y de la desvergüenza. Nunca tan pocos hicieron tanto daño. Ahora el profesorado echa la vista atrás y se acuerda de Francisco Javier Álvarez Guisasola y de su eficacia al frente de la Consejería.

Los centros públicos han comenzado a funcionar y no se han cubierto las bajas ni ls necesidades más imprescindibles. No llegan los sustitutos y los equipos directivos no saben a qué atenerse. La Consejería ha dado orden de que los profesores se incorporen cuando se inicien las clases. ¿Y las planificaciones, programaciones y temporalizaciones? ¿Y en los centros donde la matrícula la hacen los propios profesores durante el mes de septiembre? Tampoco responden los sindicatos ni se movilizan. Para ellos lo importante son las liberaciones. Pasan del profesorado, al igual que la Consejería. Pero lo más vergonzoso es que aún no ha cesado la directora general de Recursos Humanos, de quien hace tiempo que dejó de fiarse el profesorado. Gran parte del profesorado de Castilla y León ni siquiera tiene en su poder el nuevo nombramiento. Más dejadez y más desidia es difícil de conseguir, pero Juan Vicente Herrera sigue sin enterarse, dada su soledad. Y eso es lo peor que puede suceder en cualquier Consejería y para cualquier administrado.

Ahora empezarán en la Junta de Castilla y León a criticar al MEC por el sucedáneo de bachillerato, sin pararse a pensar que tienen muchos fallos en su propia casa y no precisan acudir a casa ajena para ver los errores y criticar las barbaridades cometidas. ¡De pena y sin gloria!

Mal empieza el curso en Castilla y León. Y, de seguir así, seguramente terminará peor. Mientras tanto, Juan Vicente Herrera, escondido durante todo el verano, sigue hablando de lo que desconoce ante los medios de comunicación, con lo que se está granjeando el desprecio de la ciudadanía castellana y leonesa, además de haber demostrado una cobardía inusual en temas puntuales y preocupantes en la comunidad, como los topillos, la formación de equipos, la sanidad, la vivienda, la educación, la VPO y las infraestructuras.

El presidente Herrera ha permanecido escondido mientras sus consejeros han estado de vacaciones y solo ha dado la cara cuando ha encontrado ocasión de esconderse tras ellos, como una forma de regatear críticas y escurrir el bulto. La mejor ocasión para hacerse la foto ha sido con motivo de la Feria Agropecuaria de Salamanca y la Feria de Muestras de Valladolid. Claro, en ambos casos hay abundancia de canapés, como decía Umbral. Y, para rematar, ha acabado inaugurando el inicio del curso en Zamora, al calorcillo de Rosa Valdeón Santiago, la ex consejera exiliada y de cuyo acto se arrepentirá Herrera eternamente. Rosa Valdeón, actual alcaldesa de Zamora, recibió el exilio por las envidias de dos de sus ex compañeras del Gabinete Herrera que, dicho sea de paso, pusieron a Juan Vicente entre la espada y la pared. Hoy el presidente se tira de una oreja y no llega a la otra. Rosa Valdeón era el perfil de consejera que cualquier presidente querría tener en su equipo, pero la debilidad y la soledad del presidente reaccionaron como nunca hubiera reaccionado un presidente dominador de las riendas del partido. Así cubre el pelo a Castilla y a León.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris