Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cosechar lo sembrado

Antonio García-Palao (Madrid)
Redacción
jueves, 13 de septiembre de 2007, 21:53 h (CET)
Los animales dejarán de ser maltratados en las fiestas populares españolas cuando, desde las instancias europeas pertinentes, se impongan las medidas necesarias, así como las sanciones oportunas, a aquellos países comunitarios que no respetan las leyes mínimas de protección animal, por encima de cualquier tradición local violenta.

En este país se ignora el derecho de los animales a su bienestar, se desconoce el más elemental principio ético de respeto y protección animal y se atenta todos los días contra su integridad física, maltratándolos y explotándolos hasta límites que ni la razón ni la moral pueden ya soportar.

Ya está bien de ignorancia, de barbarie ancestral, de pasar por encima de la integridad moral de los ciudadanos que sufren con la tortura en las plazas de toros, en los alanceamientos populares, en los encierros taurinos. Ya está bien de paletadas, de políticos con puro, de machismo cobarde, de clarines desafinados, de sudor y sangre.

Sólo las leyes comunitarias pueden impedir ya tanta violencia. La clase dirigente española ha demostrado hasta ahora, su irresponsabilidad, su incompetencia, su falta de altura moral para con la naturaleza. Se ha sumado a lo peor de la incultura popular, a su orgía de sangre animal inocente, en honor, eso sí, de alguna virgen o santo local.

Esta conducta mantiene a España sumergida en la más profunda deficiencia moral, alejándonos del progreso natural y de Europa. Así, ni se construye una civilización, ni un país, ni la paz, la unidad o el futuro. Así sólo tendremos violencia y sufrimiento. Cosecharemos con creces lo sembrado.

Noticias relacionadas

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno

Al sol y a solas

Patios o cómo está el patio (I)

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris