Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La frivolidad se paga siempre

Jesús D. Mez Madrid
Redacción
jueves, 13 de septiembre de 2007, 21:53 h (CET)
Las palabras del primer ministro francés, François Fillon, desvelando el contenido de una conversación personal con el presidente del Gobierno, sobre el arrepentimiento de Rodríguez Zapatero de la regularización masiva de inmigrantes en España, no sentó nada bien, de hecho lo han callado tan porto como han podido. Y es que sin duda alguna estas regulaciones fueron recibidas en la Unión Europea como un acto irresponsable de insolidaridad con los intereses comunes de los Veinticinco. Los pronunciamientos de los gobiernos europeos fueron unánimes en las críticas al Ejecutivo español y desembocaron en un compromiso de la Unión Europea para establecer un procedimiento de "alerta temprana" que preavisara de nuevas regularizaciones.

Pero la frivolidad se paga siempre, antes o después, sobre todo cuando afecta a las relaciones internacionales. España pertenece a una comunidad política, la Unión Europea, que se rige por el objetivo de converger en los asuntos principales que permitan cohesionar las sociedades europeas. La inmigración ilegal no es sólo una cuestión laboral ni incumbe sólo a un país. Afecta directamente a la estabilidad social y, aunque no se reconozca como es debido, a la seguridad pública. Fillon, lo haya querido o no, ha utilizado el "modelo Zapatero" con sibilina crueldad, tranquilizando a los franceses al dejar claro que no es su modelo y exhibiendo la imagen de un político que confía a un colega extranjero la autocrítica que niega a los ciudadanos españoles y que estos, sin duda alguna, agradecerían haber escuchado sin un intermediario de otro país. Pero Zapatero ya nos tiene acostumbrados a sustraernos todo este tipo de informaciones.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris