Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Terapia de pareja

Helena Trujillo (Málaga)
Redacción
jueves, 13 de septiembre de 2007, 21:53 h (CET)
¿Tan complicado es vivir en pareja? ¿La felicidad queda para los cuentos de hadas? La realidad es que la mayoría de los matrimonios padecen conflictos graves en algún momento de la relación. Problemas de dinero, celos excesivos, la falta de comunicación o mala convivencia pueden ser sólo algunos de los ejemplos. Muchos dicen que vivimos en el tiempo en el que ha fracasado el modelo de amor como camino a la felicidad. Bodas y divorcios se suceden, cada vez las personas se toleran menos y el punto y final se pone, en muchas ocasiones, poco tiempo después de haber iniciado la vida en común.

Con estas perspectivas parece que poco queda por hacer para compartir la vida con alguien especial. A lo largo de los años he observado a personas que tras una ruptura sentimental han visto derrumbarse el ideal de pareja que esperaban cumplir con esa persona. La desilusión es tal que se muestran agresivos, reacios a nuevos vínculos, como si necesitaran cierta venganza. Si tenemos en cuenta los procesos psíquicos y el conocimiento que la ciencia nos aporta al respecto, habría que decir que estas personas no forjaron sus ideales a partir de esa relación, sino que ésta fue la "excusa perfecta" para poder dar forma a sus sueños pretéritos. Tristemente, la mayoría de las relaciones son más fantasmáticas que verdaderas, quiero decir, la mayoría no ama a su pareja por sus virtudes y por sus defectos, por lo que esa persona propiamente es , sino que siente atracción por lo que esa persona, ese vínculo, les permite. Es como si usted tiene necesidad de enamorarse y por ello encuentra a alguien con quien establecer este vínculo.

No quiero que me tache de "aguafiestas", porque amar aunque difícil no es imposible. En Psicoanálisis se dice que el verdadero amor es el amor a las diferencias, amar al otro por ser diferente a mi, por enriquecerme, por hacerme más tolerante. Esta forma de amar, sin embargo, no es tan fácil como resulta decirlo, es una construcción que puede llevar años. Amar al otro en libertad es muchas veces imposible, sólo hay que fijarse en los datos que los medios de comunicación nos ofrecen a diario sobre la violencia familiar, víctimas de un modelo "fatal" de amor. La posesión tiene estas cosas, o eres mío o de nadie. Así como suena, la verdad es que parece poco amoroso, una persona no puede pertenecer a otra, sin embargo en los diálogos amorosos estas frases son constantes y luego tienen sus consecuencias.

Nuestra educación al respecto de las relaciones de pareja es bastante pobre, lamentablemente, en pleno siglo XXI seguimos amando como primitivos, poco hemos aprendido a respetar, a conversar y a construir. Parece que al ser humano le tienta la posibilidad de "romperlo" todo de un golpe. En las terapias de pareja, que cada vez van siendo más, que son muy necesarias y muy efectivas, veo cómo no sólo conversar, sino hacerlo a través de un pacto con un psicoanalista, permite a esas personas establecer vínculos diferentes con sus parejas, también con sus hijos. La paciencia, tan necesaria siempre, se convierte en la posibilidad de permitir al otro expresar sus ideas y deseos, ser aquella persona libre de la que uno se enamoró.

El amor puede ser maravilloso, siempre y cuando no se lo pidamos todo. El amor como camino de la felicidad, el amor como forma de vida, el amor... Es hora de sumar a esta palabra otras muchas que son imprescindibles para tener otra calidad de vida. Trabajo, amigos, compromisos, deseos, viajes, separación, unión, sexo, dinero... La vida con más palabras es una vida rica, saludable. La vida entre dos es una cárcel que acaba por matar a sus inquilinos. En estos días en los que muchos de ustedes se plantean su relación de pareja o incluso acudir a un profesional les diría, no dejen para mañana ese deseo que tienen hoy, pidan hora para que su vida empiece a funcionar. Nadie va a hacer por usted lo que usted no hace.

____________________

Helena Trujillo es psicoanalista Escuela Grupo Cero de Málaga.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris