Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Próximo crimen de EEUU contra la paz

Ben Tanosborn
Redacción
martes, 11 de septiembre de 2007, 21:32 h (CET)
George W. Bush está a punto de llevarnos aun más adentro en esas junglas de arena del Medio Oriente, su Nueva Jonestown, un grupo de bases militares en Irak desde donde EEUU pueda impartir orden y “democracia” a la región, desde esas montañas de Tora Bora en Afganistán a los “amenazadores” países árabes que tienen frontera con Israel. Esta es la versión militar contemporánea de la serie de fuertes establecida en el siglo XIX en los territorios indios de Norteamérica por EEUU en su marcha al Oeste, y desde donde los intereses económicos y geopolíticos de Washington, así como los intereses privados de los colonos blancos, podían ser “protegidos” a punta de cañón, o la carga de la caballería.

El llamar las enclaves estadounidenses en Medio Oriente Nueva Jonestown puede que evoque recuerdos desagradables – somos muchos los que recordamos como terminó Jim Jones y sus seguidores del “Templo de las Gentes” en el noroeste de Guyana. Sea cual fuere el nombre que optemos por usar, el resultado final será el mismo dado el mandato de nuestro propio Proveedor-en-jefe de bebidas droga-añadidas.

Aquí estamos hoy en el Valle de los Zotes, idiotas y felices, sumergidos en discusión política basada en nuestro duopolio, hablando en lenguas de estupidez e ignorancia supina, y esperando a que ese académicamente-pulido general, Petraeus, nos de esa confirmación obispal esta semana, por ordenes sacramentales del papa Bush. Y lo triste es que hablamos de este nuncio y su diacono, el embajador en Irak, Crocker, como si fuesen a decirnos algo que no tuviese de antemano el imprimátur de la Casa Blanca. ¿Puede pasar nuestra idiotez a un nivel más alto?

No necesitas ser estudiante de historia militar, ni estar diplomado de escuelas de Alto Mando, para llegar a la conclusión que un incremento substancial en operaciones de campo, contra insurgentes en zonas específicas, pueda obtener resultados positivos. Pero para tener en Irak un cierto grado de paz, el suficiente para mantener orden publico y permitir la ejecución de un programa de reconstrucción, EEUU tendría que disponer de casi la totalidad de su ejército en activo (salvo los reservistas o miembros de la guardia nacional). Las 30.000 tropas añadidas en esta “escalada” de los últimos meses no representan nada mas que una maniobra política de Bush, y un tópico de conversación para que los expertos en los medios, militares y civiles, nos demuestren su consumada ignorancia en cuanto el porqué EEUU permanece enmarañado allí.

Puntos de referencia, reportes de progreso inválidos, echar la culpa a Nuri al-Maliki y su gobierno corrupto, mentiras sobre como mejoran las cosas en Irak, los juegos de triles que la Casa Blanca y el Congreso tienen con nosotros… ¡que idiotas somos!

¿Acaso es tan difícil ver las cosas como son? EEUU continuará en Irak por periodo indefinido, o hasta que lo echen a la fuerza, como en Vietnam. Lo mismo que en Corea o Europa, o en cualquier otro lugar donde simbólica o estratégicamente tenga que estar y establecer predominio. El que EEUU ponga raíces en Irak no es cosa de última hora, aunque sea fácil el interpretarlo como algo para que Bush salve las apariencias. ¿Es posible que alguien pueda pensar que EEUU se haya gastado varios miles de millones de dólares en esas bases militares, o esa embajada-fortaleza en Bagdad? Los planes a largo plazo para el petróleo y control militar de Irak no creo hayan cambiado mucho desde que el país fuese invadido, no importa lo ineficaz que EEUU haya sido.

El legado de Bush ya está escrito en tinta china por casi todo el globo, aunque no así en nuestro “consumo interno” donde una buena parte de la población continúa en una abnegación irritante, sin aceptar el papel que tuvo de cómplice en criminalidad en esa invasión a Irak. Aun no se ha dado un veredicto formal e internacional contra Bush por un tribunal competente y dispuesto a enfrentarse con un tirano no-subyugado, algo que no tiene precedente en esta escala de tiranos; ya que informalmente, ese veredicto de culpable por motivos genocidas ya se ha dado, o si no pregúntenselo a los parientes enlutados de mas de un millón de iraquíes muertos hasta la fecha.

El último acto de esta farsa sobre Irak mal escrita por Bush requiere el retorno de los hijos pródigos al redil imperial: esos Demócratas en el Congreso que insisten en sacar las tropas de Irak… ¡ahora! Y parece ser que Bush esta obteniendo algún éxito en ese campo con su nuevo enfoque en Irán. Hasta el punto que muchos legisladores que se pudieran considerar “moderadamente razonables”, como lo es Brian Baird – quien es el diputado de mi distrito – quienes se han tragado esa idea de que hay que parar a Irán. Somos muchos los que nos preguntamos cuales son esos actos ilegítimos de Irán.

Este monstruo de guerra contra Irán está cobrando velocidad con apoyo bipartita. Y nos enfrenta una realidad de que EEUU se está preparando a llevar a cabo otro crimen contra la paz, y como fue contra Irak, con consentimiento bipartita, esta vez el cordero pascual será Irán. Hasta es posible que EEUU use como excusa el que Irán no pague los $2.650 millones que el Juez Lamberth haya otorgado hace unos días a las familias de los 241 militares estadounidenses que perdieron sus vidas en Beirut en 1983 a manos de Hezbollah. Claro que un matón escolar no necesita excusas para infligir una paliza a un pobre infeliz, o robarle su dinero… ni ningún otro tipo de matones.

Si al pueblo estadounidense no se le puede convencer de continuar en Irak con estas escaladas, bombardear Irán y deshacerla en pedacitos logrará lo que la Casa Blanca y el Pentágono buscan. Desde que EEUU no tiene la suficiente carne de cañón para invadir las tierras persas, a menos que retornemos al llamamiento a filas, es probable que los norteamericanos tengan que aceptar la idea de que esta nación “necesita” tener de forma indefinida bases en Irak.

Hace unos meses no me cabía en la cabeza el que bombardeáramos Irán antes de que nos viniera nuestra propia carnicería económica. Ahora ya no estoy tan seguro. Claro que el principio del desangre económico ya ha comenzado, algo que es de esperar acelere antes de cerrarse el año; y eso dará a Washington otro motivo para triplicarnos en guerra y, uno presiente, todo se hará “democráticamente”, con apoyo bipartita.

¿Acaso se está convirtiendo EEUU en “Templo de las Gentes” y Bush no es sino Jim Jones reencarnado? ¿Por qué estamos los estadounidenses tan afanosamente predispuestos a beber esa gaseosa con mentiras-añadidas?

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris