Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

El progreso

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 10 de septiembre de 2007, 22:00 h (CET)
Según han tenido a bien presumir este verano desde esa agrupación de intereses dirigida por el señor que duerme “con la conciencia tranquila” mientras los malvados -aunque no tanto como esos de la AVT que son el “brazo armado del PP” (sic)- de la ETA tratan de provocar a golpe de bombazo dialogantes masacres varias al tiempo que sus representantes, incapaces de repudiar la violencia “de la paz”, se sientan, vía ANV y PCTV, en los sillones municipales y en el parlamento autonómico vasco por decisión del feliz durmiente y de su lugarteniente Cándido Conde Pumpido, en Navarra va a ser posible un “cambio de progreso”.

Que para eso tienen los de ZP bien cogido a un Miguel Sanz que, pensando en clave local y no nacional, presentó su candidatura a la presidencia de la comunidad foral, evitando así que se volvieran a repetir las elecciones y que los ciudadanos, tan despreciados por la casta política, los que decidieran, una vez visto que el PSN está más que dispuesto a llegar a componendas con comunistas, nacionalistas, separatistas y algún que otro presunto ex etarra , el futuro de Navarra.

¿Y en qué consiste ese progreso tan cacareado? Pues consiste, según hemos conocido en pleno mes de agosto, en que Navarra permita abrir en su territorio clínicas abortistas, de esas tan rentables económicamente para sus “superprogresistas” dueños.

Cuando de la mano de Romano Prodi hasta la izquierda democrática italiana anda dando marcha atrás en eso tan nihilista de la cultura de la muerte y tratando de ofrecer alternativas al sangriento holocausto de los no-natos, llegan nuestros progres y nos cuentan que el aborto es lo más de lo más del progreso.

Los mismos que se pasan el día conminándonos, en nombre de las generaciones futuras, a evitar ese falso y lucrativo armagedón llamado calentamiento global –camelo global más bien- o a renunciar a parte de nuestras libertades en nombre de las libertades de los que aún están por nacer o a intervenir en nuestras vidas con el fin de garantizar el derecho a una “vivienda digna” a nuestros aún inexistentes nietos…. Los mismos que se pasan el día hablando de toda una ristra de derechos (al medio ambiente, a la vivienda, a la seguridad social…) de los no-natos… van y les niegan a esos mismos no-natos el derecho… ¡a la vida! Y a eso la carcundia le llama progreso. Toma ya.

Noticias relacionadas

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente

Pedro Sánchez no aprende

Su irresponsabilidad es un hecho hasta el punto de estar organizándose el partido para celebrar un cónclave y hacerle ver las desventajas y la insensatez de presentar ahora una moción

Verdad y política, dos caminos enfrentados

No existe razón alguna válida donde la política pueda hacer excepción de su exigencia de verdad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris