Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Hogares de maltratadas?

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
lunes, 10 de septiembre de 2007, 10:22 h (CET)
Los episodios sucedidos en la Casa Malva (Gijón), buque insignia de las residencias para maltratadas inaugurada y publicitada así por la vicepresidenta De la Vega, son el altavoz de lo que viene sucediendo en muchas de estas residencias españolas según han venido denunciando reiteradamente -con escaso éxito, por cierto- las distintas asociaciones de padres de familia separados y divorciados.

Que las internas no puedan visitarse en las habitaciones y sean reñidas como niñas, las coloca cerca de los antiguos y oprobiosos reformatorios de principios de del siglo pasado. El hecho de que la denuncia a la Casa Malva llegue hasta el Defensor del Pueblo por obligarlas a firmar la separación para poder ingresar, dice mucho de estos hogares (¿?) y la filosofía subyacente en la ley contra la violencia doméstica. Desde hace años los padres separados denunciaban que estas residencias son centros de adoctrinamiento, en los que se inculca la aversión al hombre (ex-cónyuge o pareja) y al padre ( a los hijos que allí conviven con la madre) en lo que se define como la alienación parental. ¿Por qué en la Casa Malva no se permite vivir a los hijos mayores de 18 años, ni siquiera visitar a sus madres?. La respuesta puede tener con las edades de emancipación y de custodia legal, así como en el probable rechazo de éstos a lo que allí se puede estar inculcando.

Noticias relacionadas

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa

¿Hacia un Golpe de Estado en España?

¿De la III República al Golpe blando?

España encerrada en sí misma

Justo en la esquina de la calle donde me crié en Vigo había un quiosco de barrio

Una puta mierda de sentencia

La sentencia condenatoria contra él es una desgracia para todos los españoles

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris