Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Con permiso   -   Sección:   Opinión

Cataluña VS EEUU

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
domingo, 9 de septiembre de 2007, 07:58 h (CET)
Si alguno de los lectores de esta columna tiene la amabilidad de echar la vista atrás y releer cuantos trabajos haya yo escrito sobre política en general y sobre el problema autonómico en concreto, podrá comprobar que, con mayor o menor acierto, siempre he mantenido una posición centrada y medida, que no centrista ni temerosa, sobre las relaciones entre las autonomías y el conjunto de España. Pero a veces uno se harta de tener políticos ineptos unos y mediocres otros. Mezquinamente interesados todos.

Lo digo al aire del ¿frustrado? partido de fútbol entre Cataluña y EEUU. Desconozco por qué motivo se prohíbe la celebración de este encuentro, cuando tantos otros se llevan ya celebrados, las razones oficiales pasan por la proximidad de otro encuentro previo en el que interviene la selección nacional. Al hilo de la actual política nacionalista de Zapatero, que anda míseramente haciéndose perdonar sus devaneos con ETA y compaña, podría fácilmente pensarse que se trata de otra estratagema más de cara a las próximas elecciones de la primavera que viene. Ciertamente, pueden llamarme lo que deseen los lectores, eso es utilizar el deporte con fines electorales.

Pero lo que están haciendo algunos nacionalistas catalanes es más grave puesto que está proponiendo saltarse la legalidad, hasta la Generalitat ha propuesto olvidarse de la prohibición y jugar, y lo están utilizando penosamente para excitar los sentimientos catalanistas contra España, llevando sus habituales expresiones lacrimógenas hasta situaciones de vergüenza ajena. Que un gobierno, democráticamente elegido y que todavía forma parte del Estado, promueva acciones contra la legalidad y contra el propio Estado nos muestra a la clara la desmesura en la que ha entrado la política autonómica.

Y sin embargo en España esta locura no tiene precio, nadie exige un precio político por algo que se considera parte irremediable del paisaje político habitual. Nadie reacciona, ni ciudadanos, ni partidos ni otras organizaciones sociales levanta la voz, tan adormecidos estamos, tan sometidos a la partitocracia y a sus peculiares reglas de las que se quiere hacer ley. Nos hemos acostumbrado a la hediondez y a la chabacanería de ciertos políticos y convivimos con normalidad situaciones tan anormales como el presidente de una nación relativizando el concepto de esa nación. Sin que el ciudadano exprese el más mínimo interrogante.

Pero de algunos políticos nacionalistas más extremados sólo podemos esperar las más grandes locuras metafísicas que incomprensiblemente no tienen suficiente reflejo en una sociedad con tragaderas pantagruélicas, que lo absorbe todo sin inmutarse, sin el más leve indicio de asombro. En estas semanas hemos podido deleitarnos con los tres principales nacionalismos “del Estado Español”: Primero con nacionalistas gallegos empeñados en que los niños de las guarderías gallegas canten todas las mañanas el “Cara al Sol” (¿O era otra cosa?); después con un nacionalista vasco empeñado en saltarse las reglas democráticas para convocar un referéndum (por cierto sea dicho como sin importancia: cuando el cincuenta por cien de su pueblo vive amenazado por una banda de salteadores de caminos, canales y puertos) por la libertad y la independencia; y finalmente con un nacionalista expresidente de su... de su.... de lo suyo que quiere emprender un boicot de impuestos... “a España”. Y en mi provincia nadie protesta porque no va a llegar nunca el AVE. Adocenados.

A todo esto.... ¿Y Zapatero? Pues luchando para que el PSN no pacte con Nafarroa Bai. Ya decía que a veces uno se harta de tener políticos ineptos unos y mediocres otros. Mezquinamente interesados todos.

Noticias relacionadas

Disyuntivas crueles

¡Nos asaltan a mansalva! ¿Encontraremos el seso suficiente para afrontarlas?

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris