Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Conciliación de la vida laboral y familiar

Raquel Juan Buet (La Rioja)
Redacción
jueves, 6 de septiembre de 2007, 21:48 h (CET)
Soy una soldado que lleva siete años prestando sus servicios al ejército de tierra, destinada en el PAIS VASCO. Recientemente he sido madre. En El Pais Vasco se cobra un complemento de dedicación especial (300 euros al mes), el cual me quitaron al solicitar más de seis semanas de permiso de maternidad, me lo volvieron a pagar cuando empece a trabajar y me lo volvieron a quitar cuando solicité la hora de lactancia.

Como ven, las cosas en el ejército van a peor y no sé dónde queda la conciliación de la vida laboral y familiar. El Ministro dice que da 2.500 euros por hijo nacido; yo simplemente pido que a las mujeres en el ejército se nos respete el sueldo y que no intenten, por medio de quitaros dinero, que no podamos tener hijos. Muchas mujeres se ven condicionadas por el hecho de que en vez de ayudar a las mujeres lo que están haciendo es discriminarlas. Sé que son 300 euros pero si partimos de la base que el sueldo de un soldado militar no es ninguna maravilla y encima te quitan esos 300 euros, ya ve usted en qué se queda el sueldo, y con un niño pequeño las cosas se ponen mas dificiles.

Yo solo quiero poner en su conocimiento la clase de CONCILIACION FAMILIAR Y LABORAL que se hace en el Pais Vasco y que se tenga en cuenta que nosotras también tenemos el derecho de ser madres, aunque todavía haya personal que considere que por estar en el Ejercito no tenemos ciertos derechos o que intenten por medio de hacer presión económica que nos replanteemos tener una familia como cualquier ciudadano.

Noticias relacionadas

García Bacca

Juan David García Bacca fue un filósofo, lógico, ensayista y traductor

¿Existe una contabilidad divina y exacta?

Como ninguna energía se pierde, después de la muerte del cuerpo físico la energía tiene que integrarse en alguna parte

Crueldad o justicia

¿Se acepta una justicia injusta?

Médicos, enfermos y políticos

“Ópera magna”: de cómo consiguieron enfrentar a los pacientes y sanitarios, externalizar la sanidad al sector privado, empobrecer la sanidad pública y retroceder más de treinta años en las coberturas básicas

Irrepresentativa

Si en algo coincide nuestra clase política, es que cada vez está más alejada del común de los mortales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris