Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:  

Miedo a lo diferente

Juan María Leiva
Juan María Leiva
miércoles, 5 de septiembre de 2007, 21:44 h (CET)
Se acabó el plazo de fichajes. Los equipos ya han configurado sus plantillas en función de la idea de fútbol que esperan desarrollar a lo largo de la temporada. Muchos técnicos han sido satisfechos en sus peticiones, otros menos…pero todos han intentado plasmar sus convicciones en una plantilla de 25 jugadores.

Muchísimos millones invertidos, la mayor cifra desde hace más de un lustro, y numerosas incorporaciones. Algunas llamativas como la de Henry, otras sorprendentes como la de Helguera, otros infravalorados como Pepe (aunque el futuro dirá si se han equivocado)…

Todos los equipos tienen sus estrellas pero no todos los ases han encontrado equipo. Ese es el caso de uno de los mejores jugadores del planeta: Juan Román Riquelme. El argentino parece abocado a seis meses de ostracismo en la grada del Madrigal, al menos hasta la apertura del mercado en invierno.

Y es que sorprende que Román no haya encontrado un emplazamiento donde se valore su fútbol, o mejor dicho, que no haya ningún club capaz de hacer una apuesta arriesgada por un futbolista diferente a todos los demás.

Román es un genio, pero como tal tiene un carácter complicado. Cuando no está feliz parece caer en una especia de crisis de creatividad, de depresión futbolística y su magia se apaga. Pero sólo necesita motivación y sentirse valorado, como cualquier otra persona.

Curioso ha sido el tema del Atlético. La operación estaba hecha pero al final se tuvo miedo de lo que repercutiría su fichaje en el equipo. Miedo a lo diferente. Porque un hombre de su calidad puede cambiar la forma de jugar.

Pero el cuerpo técnico colchonero debió ver que una apuesta por él podría haber reflotado su calidad. En el Calderón hace tiempo que se echa en falta un hombre capaz de crearjuego por sí solo. Jugar a la contra ya no convence. Riquelme podría haber sido el salto de nivel que necesitan los rojiblancos.

Pero el fútbol actual es así. Va encaminado hacia lo físico y genios como Román son apartados. Parece que están desapareciendo los mediocentros constructores a favor de jugadores más fuertes y defensivos. Pero el arte siempre tiene hueco. Sólo hace falta que algún entrenador se dé cuenta.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris