Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Flor de cactus

Pascual Mogica
Pascual Mogica
miércoles, 5 de septiembre de 2007, 21:41 h (CET)
Son las diez de la noche, por la abierta ventana de mi escritorio penetra un fuerte y agradable perfume proveniente del jardín, es el olor que se desprende de la segunda floración de la temporada de esas plantas crasas más conocidas como cactus.

La fragancia de la flor de los cactus, me crea una sensación de paz y bienestar, al propio tiempo que me permite sentir el gozo y el disfrute que me produce contemplar la belleza de esas flores con el brillo de su inmaculada blancura resaltada por la luz que emana de las farolas. Es algo muy hermoso y es de esas pequeñas cosas que hacen que valga la pena vivir. Aunque no puedo evitar el sentir lástima por la corta vida de estas flores.

Ante tan agradables sensaciones, es muy difícil disponer del ánimo necesario para escribir sobre las cosas de la política y de los políticos, pero quiérase o no, guste más o guste menos, es lo que toca. Pero en esta ocasión no voy a hacer una crítica sobre nadie, y no lo voy a hacer porque esa sensación de lástima que me provoca la corta vida de la flor de los cactus se prolonga hasta sentir esa misma sensación por el “líder carismático” de todas las derechas. No creo que sea necesario aclarar que me estoy refiriendo al “mítico” Mariano Rajoy. Nunca he tenido ocasión de estar cerca de él físicamente, tampoco políticamente, no se que efluvios emanan de su cuerpo, pero su poblada barba y su figura un tanto desgarbada, me recuerda a las pinchantes agujas de los cactus y a la anárquica ordenación de los brazos de estos, toda esa comunión de parecidos, el que hayan tantas cosas en común entre Rajoy y los cactus, es lo que me lleva a pensar si es por ello por lo que todo el mundo le vaticina una corta vida política. Tan corta como la de una flor de cactus.

Noticias relacionadas

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?

Libertad de la Manada: ¿Juicio o venganza?

La venganza no busca reparación, es una mala respuesta a la emoción

Por un transporte ferroviario para todos, ¡ya!

La falta de accesibilidad impide a las personas con la movilidad reducida desarrollar su vida con autonomía

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris