Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El vuelo de los buitres separatistas

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 5 de septiembre de 2007, 21:41 h (CET)
Esta mañana estaba escuchando un concierto de música clásica dirigido magistralmente por la batuta del gran maestro y director Peter Gutz. No me voy, por supuesto, a referir a la calidad musical del evento, que para esto existen los críticos musicales, pero si a la reflexión que me produjo el ver a un público variopinto y, por supuesto, variopartidista que, sin embargo, asistía a la función disfrutando con verdadera fruición de las obras que se iban interpretando, como si todos estuviesen unidos por algo que era capaz de apartar de sus mentes los antagonismos políticos que pudieran existir entre ellos y se entregaran, en una gran confraternización, a gozar, en una simbiosis de éxtasis musical, a las delicias de aquellos momentos de esparcimiento. Me he preguntado ¿cómo nuestros políticos?, en este país de clima privilegiado, dotado de una tan variada cultura ancestral y con una historia tan apasionante y rica, en vez de intentar unirnos a todos, solucionar los problemas perenterios de la sociedad y obviando sus querellas personales; se vienen dedicando sistematicamente a sembrar cizaña, confundir a la ciudadanía y buscar su beneficio personal, tanto en lo económico como en lo ideológico.

Viene a cuento este preámbulo con relación a las nuevas declaraciones de este personaje nefasto que está presidiendo la autonomía Vasca y que es, para España, una especie de cáncer maligno empeñado en expandirse, en una metástasis incontenible, por todo el cuerpo de nuestra Península. Como hacía tiempo que no se hablaba de él, como después de las elecciones, quedó desaparecido detrás de los decorados mediáticos de Nafarroa Bay y escaldado al ver que el PSOE, por motivos electorales, los ha dejado colgados; se ve en la precisión de saltar de nuevo al mundo mediático para insistir, por enésima vez, en sus planteamientos independentistas. Valga decir que, en esta ocasión, lo ha hecho como quien se tira de cabeza al rio, sin saber si cuando llegue abajo se va encontrar con una roca o con agua. No parece que el señor Imaz y otros miembros del PNV estén demasiado de acuerdo con el brindis al Sol de su Presidente; ni que sea el momento más oportuno, si no es que busca votos de los suyos que sirvan para deshacerse del señor Imaz. Todo esto se verá, pero lo verdaderamente importante es que este bocazas separatista ha vuelto a las andadas y reemprende su famoso plan de la autodeterminación del País Vasco y, por supuesto, de Navarra.

Está mal que lo haga, está mal que se salte a la torera la Constitución española, pero lo que resulta inconcebible es que el Gobierno español no se entere de ello, que no se le lance a la garganta con el cuchillo de la legalidad, el Estado de Derecho y la Constitución de 1978 y que,por el contra, se salga la señora De la Vega, como si no hubiera pasado nada, como si el que Ibarretche pida a voz en grito la independencia de la autonomía vasca fuera lo más natural del mundo, para decir que el referendo es algo normal y constitucional. Veamos si es de recibo que, la mentada señora, conteste con un pase cambiado, con una perogrullada más digna del descebrado Pepillo Blanco que de una vicepresidenta del Gobierno español. Si, señora De la Vega, en la Constitución, entre otras cosas (como obligar a que ondeé la bandera española en los edificios oficiales) existe el derecho a pedir “al pueblo español” su opinión por medio de referendo; lo que no puede ser admitido es que un referendo se haga para que “una sola autonomía” pueda decidir si se separa o no de España ¡ y esto lo debe saber usted señora vicepresidenta!, porque lo que quiera el señor Ibarretche nos tiene sin cuidado y, si alguien ha de decidir sobre el problema vasco debemos ser todos los ciudadanos de España. Si la señora De la Vega no lo sabe más vale que dimita y se vaya a su casa. Convocar un referendo nacional es lo que debiera haber hecho el señor ZP cuando se decidió por su cuenta y sin el respaldo de la oposición ( hablo del PP porque los otros no son oposición, sino simples comparsas de los socialistas), se decidió a negociar con ETA la entrega de Navarra y su reintegración a la política para que pudieran hacerse con el País Vasco y además, por si fuera poco, cobrando un salario mensual; un referendo fue lo que debieron convocar ustedes cuando, sin comerlo ni beberlo, nos metieron a los españoles en el trágala del Estatut catalán y un refrendum debieron convocar ustedes cuando millones de personas se manifestaron en la calle contra su demencial política terrorista. No señores, ni el Gobierno socialista, ni los fiscales a los que tienen aleccionados ni los jueces “estrellas” que interpretan las leyes a su gusto y conveniencia ni los ciudadanos que con sus votos les apoyan, han mostrado el menor sentido de responsabilidad en la gobernabilidad de la Nación, Se han limitado a hacer lo que convenía a los intereses partidarios sin tener en cuenta la legalidad vigente; pasando por alto delitos de lesa majestad cometidos por señores con el lehendakari y los de Esquerra de Catalunya que, impunemente dicen que Catalunya será independiente en el 2014 y, por si no nos lo quisiéramos creer, sus juventudes, los cachorros separatistas a los que les vienen lavando el cerebro en las escuelas catalanas para que aprendan a odiar a España y a amar el separatismo y el comunismo; pues estos futuros escamots se han dedicado a repartir a los turistas, que visitan las tierras catalanas, 50.000 abanicos con el lema “ Catalonia is not Spain”. ¿Qué no se lo pueden creer?, pues sepan ustedes que es cierto.

Ibarretche con su campaña particular; Carot Rovira en pugna con Puigcercós por ver quien de ellos es más extremista y anti hispanista; los de CIU, que no se entienden entre ellos, van cada cual a su aire, porque mientras Mas sustenta tésis parecidas a las de ERC, el señor Durán (empeñado en llegar a ser ministro del gobierno español) se dedica a decir que esta no es la forma de beneficiar a Catalunya. Un solo islote, un pequeño oasis de palmeras por sobre las cuales vuelan las gaviotas, se mantiene firmes, en numántica resistencia, enarbolando la insignia nacional, manteniendo la unidad de todos los españoles y de la tierra patria, y con 10 millones de legionarios que les apoyan. Pero el resto de la ciudadanía no se siente aludida por los intentos de desmembración de España; permanece indiferente ante las vícitimas del terrorismo y dispuesta a que se tengan que tragar el acíbar de la pena y el dolor, con tal de poder seguir disfrutando de su paganismo ideológico, su inconsciencia ética y su pasotismo por las ideas e intereses de los demás. Es cierto aquello que alguien dijo: “cada país tiene el Gobierno que se merece” y me temo que el nuestro, en verdad, lo tiene.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris