Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

Un Madrid de película

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 4 de septiembre de 2007, 21:59 h (CET)
¡Madre mía, qué festival! Los periódicos catalanes hablan de un Real Madrid estelar y el resto sucumbe a los encantos del nuevo líder. Se fue Ronaldo, pero no pasa nada; se fue Roberto, pero no pasa nada; se fue Beckham, pero no pasa nada; se fue Capello, y pasa que no sabemos si el Madrid ganará la Liga, pero en Villarreal al fin jugó como los ángeles, como los ángeles de Schuster. La vida al revés.

Después de una pretemporada de lodos, salió el sol en Chamartín coincidiendo con el arranque de la Liga. Gran espíritu, grandes goles, gran juego y gran compromiso de esta nueva ‘naranja mecánica’ por lo que se vio en El Madrigal, sobre todo en una segunda parte para enmarcar donde la goleada pudo ser de escándalo.

Muchas cosas han cambiado en el equipo blanco. Casillas ya era bueno, pero cada año es mejor. Cannavaro se ha desatascado. Sergio Ramos está aún más enchufado. Diarra es la mejor versión de Diarra. Guti es el espíritu libre, el artista. Robinho, la paleta de colores. Van Nistelrooy es más cazador que nunca. Saviola ha venido para apuntalar. Lo mismo que Baptista. Qué decir del prometedor Drenthe, con unas galopadas que recuerdan al mejor Sheedorf.

Y de Wesley Sneijder, el nuevo 23: lanza mejor aún que Beckham y trabaja como un pit-bull. Un detalle del nuevo cambio: cuando Sneijder le marcó el segundo gol al Villarreal, en la siguiente jugada estaba defendiendo un balón en el área de Casillas. Ése es el espíritu que necesitaba el Madrid. Gente comprometida durante 90 minutos como si le fuera la vida en ello. Por cierto, la tarjeta amarilla más buscada del mundo fue la de Sergio Ramos, en homenaje a su amigo Puerta.

Pero me falta por nombrar a alguien. Ah! Sí, Raúl. El nuevo Raúl, el resucitado. Porque cuando ha estado mal lo hemos dicho. Pero ha vuelto como un gran líder dentro y fuera del campo. Raúl es historia en el Madrid, aunque Schuster sabrá bien cómo dosificar a un jugador para el que ‘90 minuti son molto largos’. Y falta por ver a la tripleta argentina Gago, Higuaín y Heinze, y sobre todo al tulipán Arjen Robben, que puede acabar de equilibrar este proyecto.

Hay dos grandes diferencias respecto a la era capelliana. El Madrid de hoy no es ni rácano ni lento. Es verdad que Capello no quería recibir goles –ni nadie en su sano juicio-, pero los blancos del año pasado, hasta que despertaron al final, fueron conformistas. Luego está el tema de la velocidad. En Villarreal corría el balón y corrían los jugadores. Buenos toques, mejor técnica individual, precisión en el pase y chut. El Madrid tira muy poco a puerta desde fuera y eso en Europa se paga con el billete a casa en octavos.

Han tenido que venir dos rubios, Schuster y Sneijder, para que el Madrid deje en la caseta los complejos y muestre juego y goles firmando el comienzo de Liga más ilusionante de los últimos tiempos. El Madrid se postula para la Liga pero, lo que es más importante, enseña sus credenciales en Europa, donde le esperan compromisos delicados en Alemania, Italia y Grecia.

Reconozco que Sneijder no tiene el nombre de Kaká, que le falta el marketing de Ronadinho y el glamour de Beckham. Pero ha sido ponerse el 23 y nada, pichichi en dos jornadas. Este Wesley, como le dejen, se hace el amo del Bernabéu. Resulta que el Madrid, a base de naranjas, va a encontrar el antídoto a los cuatro Fantásticos (Ronaldihno, Messi, Etoo y Henry) y el capitán América (Giovanni dos Santos). Una Liga de ciencia-ficción si no hubiese sido por lo de Puerta.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris