Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

José María García, COPE y FJL

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
martes, 4 de septiembre de 2007, 21:56 h (CET)
La aparición del popular periodista deportivo en Tele 5, el sábado noche, en el programa La Noria de Jordi González, fue todo un acontecimiento mediático. No defraudó.

El célebre comunicador conserva-tras el vencimiento del cáncer-todo su atractivo, tesón, simpatía, y poder de convicción, como le demostró la audiencia entregada sin reserva.

No es su intención retirarse de los medios, sino “apartarse por un tiempo” y “dedicarse plenamente a su familia que es para él lo principal”.Volverá.

Entre las preguntas que se le formularon, una de ellas dirigida con pícara curiosidad, fue la de sus relaciones con la Cope y con FJL. Tras afirmar que no le agradaban ninguna de las emisoras actuales por ser gubernamentales o partidistas e influidas por sus actuales propietarios, afirmó además, que su rechazo a la Cope donde trabajó en el pasado, era por “no ser pluralista”.Respecto a las cadenas de tv, arremetió duro contra los programa basura, incluyendo a Tele 5 y el programa de Jordi.

Referente a FJL dijo que :“Nadie mejor que yo conocía al controvertido locutor”.”Es un profesional con una vasta cultura, como pocos, pero tiene con él, desde hace meses, una deuda pendiente por su incomparecencia en Cope, según le había prometido”.

Es de esperar que tras la etapa de silencio obligado, “el monstruo de las ondas”, con cerca de 40 años de libertad en su profesión, retome el micro, donde él quiera, en la seguridad que su fiel audiencia nunca le abandonará como pasó con Antonio Herrero.

Noticias relacionadas

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155

El mundo material es la escoria, el Más allá la realidad

El cuerpo del alma está constituido por una estructura de partículas

La epidemia de la desesperación

Un pueblo desesperado es un pueblo sin futuro

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris