Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

Caliente agosto que no caluroso

Sergio Brosa
Sergio Brosa
lunes, 3 de septiembre de 2007, 21:53 h (CET)
Este pasado mes de agosto ha sido intenso en casi todo menos en calor, que es de lo único que cabía esperar que nos hartáramos. Pero ha sido caliente.

Empezamos el mes con los incendios de Canarias del mes anterior, pero que fueron ya controlados por fin, en los primeros días de agosto.

El día 2 nos sorprendió Enric Vilert, nuevo presidente de la Diputación de Girona, subiéndose el sueldo un 42%, de manera que cobra más que José Luís Rodríguez Zapatero: 98.000 euros anuales; 8.700 euros más al año que Zapatero.

El día 3, El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien parece que no le afectó la subida de sueldo de Enric Vilert, anunció la creación de una "unidad de seguimiento de las inversiones en Cataluña" y avanzó también que su Ejecutivo adelantará a este año la inversión de 500 millones de euros prevista para 2010 para la ampliación del aeropuerto de El Prat. Todo ello a colación de las inversiones en infraestructuras en Cataluña que tiene muy molesto al personal, sobre todo al subalterno, mayoritariamente compuesto por el funcionariado autonómico, correa de transmisión a la sociedad civil de las inquietudes del tripartito gobernante.

También supimos que el paro había aumentado en el pasado mes de julio. Esta es la segunda vez desde 1997, primer año del que Trabajo facilita información, en la que el paro se incrementa en un mes de julio, periodo en el que, habitualmente desciende el número de personas desempleadas. En los últimos doce meses el desempleo subió en 15.354 personas, el 0,79%. Aunque se mantiene en niveles aceptables.

El día 5, una salida masiva de coches de Barcelona obliga a levantar las barreras en los peajes de El Vendrell y Tarragona de la AP-7. Desbordando las estimaciones del Servicio Catalán de Tráfico (SCT) por la operación salida, las primeras retenciones se empezaron a concentrar en la AP-7 hacia las 7,00 de la mañana, y poco antes de las 14,00 horas la autopista estaba al borde del colapso entre los peajes de Martorell (Barcelona) y Tarragona. Los usuarios andaban más molestos aún y comentaban que las infraestructuras viarias son insuficientes al no permitir que todos los coches de Barcelona salgan al mismo tiempo.

Mientras tanto, sube el euribor y sigue bajando la bolsa. Y en Hungría, nuestro bicampeón mundial de F-1 se discute con su compañero de equipo, el británico Lewis Hamilton, quien acaba por ganar la prueba automovilística. Aunque en la pasada carrera, en Turquía, Alonso le devolvió el guante al quedar tercero, por detrás de Felipe Massa y Kimi Raikkonen, cuando Hamilton tuvo un pinchazo.

El día 8, unos 33.100 viajeros y 182 trenes de Cercanías, Media y Larga Distancia se ven afectados por las averías producidas en la red ferroviaria catalana, y que Adif ha atribuido principalmente al temporal, además de defender el buen estado de los sistemas de protección ante las tormentas. Al personal le sale fuego por las muelas.

El día 13, los presidentes de Endesa, Manuel Pizarro, y Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza comparecen en la Diputación Permanente del Parlament de Catalunya, convocada para abordar los constantes fallos en las infraestructuras en Cataluña, como el apagón de Barcelona que se prolongó para algunos usuarios durante cerca de 3 días. Aquella sí fue una buena sesión parlamentaria que merece un comentario adicional. Fue el enfrentamiento entre profesionales y políticos.

Un profesional como Pizarro que, nos guste o no, dio sopas con honda a unos políticos, de profesión sus politiqueos, que no sabían de lo que hablaban. Les dijo Pizarro entre otras muchas cosas: “Si tuvieran en Cataluña un modelo energético, las empresas adaptaríamos nuestras inversiones de acuerdo con su planificación”. El diseño del modelo es una competencia que tiene la Generalitat de Catalunya. Otra cosa es que los políticos no sepan por dónde meterle mano, pues lo suyo es el desarrollo de los signos identitarios y las cosas que afectan a los administrados en su vida diaria sólo saltan a la palestra cuando se produce el apagón. Y además, las autoridades desconocen en ese momento su responsabilidad en cuanto al seguimiento debido a las compañías eléctricas, en este caso, para verificar que está todo correcto.

Lo cierto es que fue muy poco edificante ver como litigaban nuestros representantes políticos, con párvulos argumentos, con quienes se suponía responsables de la avería. Los profesionales los hicieron quedar como memos. ¡Qué lamentable espectáculo!

Y en las últimas semanas, el grueso económico se ha centrado en la crisis hipotecaria en EE.UU., derivada de la insostenible situación de las hipotecas subprime que comentamos en esta misma sección el pasado día 7 de mayo.

Al destaparse el desastre financiero, las autoridades económicas españolas se apresuraron a informar que ninguna entidad española estaba afectada por el asunto. Al poco, la Banca March congelaba el extorno de su fondo de inversión, el March Monetario Dinámico, afectado por el affaire de las hipotecas subprime. No muchos días después, eran trece los fondos de entidades españolas relacionados con la crisis financiera americana.

Y los bancos centrales venga de inyectar dinero fresco en el sistema, tanto en EE.UU. como en la UE, para que no se perdiera el respeto a las grandes entidades financieras con inversiones en hipotecas basura de alto rendimiento. Lo cierto es que no sabe uno que es mejor, si dejar que quienes han invertido en sectores de alto riesgo –y alto rendimiento también– recibieran el justo castigo a su osadía y perdieran sus inversiones como han perdido sus casas los hipotecados con escasos recursos, o que, tal como se está haciendo, tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo, faciliten liquidez a sus bancos para que estos, a su vez, puedan reintegrar los fondos a sus inversionistas y “premiar” su arriesgada inversión.

Aunque, en realidad, lo que sucede es que las grandes corporaciones bancarias no informan pormenorizadamente a sus inversores privados del objetivo final de los fondos, ofrecen únicamente alta rentabilidad y nada les hablan de hedge funds ni cosas parecidas, reservados a las corporaciones inversoras y estrecha regulación de la SEC. En cualquier caso, en el pecado llevan la penitencia.

Y con esta alegría, entramos en el mes de septiembre que habrá de ser cálido como corresponde ya que agosto fue caliente. Aunque tal calentura no invitase a ir a la playa.

Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris